infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

El SEO on page es una de las partes más importantes dentro de tu estrategia para posicionar tu página web. Por eso vamos a descubrir las claves para hacerlo como un experto.

¿Qué es el SEO on page?

Una vez se ha realizado la elección de las palabras clave que deseamos potenciar en nuestro sitio web, es necesario conocer también dónde incluirlas. Por eso vamos a usar el SEO on-page.

Durante el análisis de un sitio web, los robots de los buscadores de Google buscan la información en determinadas partes de la página web.

Por lo tanto, es necesario conocer cuáles son esas partes para incluir apropiadamente las palabras clave.

Diseño página web

Esto es lo que se conoce como SEO on page, ya que son optimizaciones de las páginas web que puede controlar el webmaster. Habitualmenete es el consultor SEO el que se asegura de que se realcen trabajando conjuntamente con los diseñadores.

La importancia del contenido

Sin embargo, es importante no olvidar que lo que realmente va a hacer que un sitio web sea de relevancia es su contenido. El SEO on page “simplemente” estructura ese contenido.

Aunque incluir palabras clave en uno u otro lugar puede ayudar a posicionar mejor un sitio web, Google da mucha importancia a la popularidad del sitio web.

Por lo tanto, si no conseguimos un sitio web con contenido atractivo y útil, por muchas técnicas SEO on page que utilicemos, no conseguiremos que el sitio se mantenga en los primeros puestos de los resultados de búsquedas.

La popularidad de un sitio web viene dada por lo que se opina de él en otros sitios web y la única forma de conseguir esa popularidad es a través de un buen contenido.

Estructura del sitio web

Uno de los aspectos donde una buena elección de palabras clave puede ser decisivo para el éxito de un proyecto web, lo encontramos al diseñar la estructura del sitio web.

Cuando trabajamos en este aspecto, es habitual encontrarse con conflictos. Ya que pueden intervenir muchos intereses de distintos departamentos o profesionales de la empresa: marketing, diseño y tecnología son tres de esos departamentos que intervienen en este proceso.

El consultor SEO debe servir de mediador entre todos esos intereses, aportando su punto de vista enfocado a conseguir la mejor posición en buscadores con el SEO on page.

¿Y en qué consiste ese punto de vista? La clave está en asegurarse de que las secciones en que se divide el sitio web se correspondan, lo más posible, con palabras clave elegidas durante la fase anterior del proyecto.

Ejemplo SEO on page: web de coches de ocasión

Podemos ver algún ejemplo para entender mejor a qué nos estamos refiriendo. Por ejemplo vamos a imaginar que tienes un sitio web de coches de ocasión.

Algunas de las categorías que puedes tener en tu sitio web son: vender, nuevos, Km 0, ocasión, accesorios, seguros, etc.

Como puedes ver, se están utilizando palabras clave para representar cada una de estas categorías o secciones.

Si accedes a sitios similares de la competencia, comprobarás que se repite esta estructura o es parecida. Claramente es una estructura que beneficia al SEO on page.

SEO on page

Enlaces internos

Por su parte, la forma de enlazar las páginas de nuestro sitio web tiene mucha relación con la estructura que hemos creado desde el punto de vista del SEO. Son los enlaces internos.

Como un medida general, deberemos incluir enlaces entre las páginas del sitio web, prestando especial atención, es decir enlazando más frecuentemente, aquellas páginas más importantes.

Esos enlaces deben incluir en su texto las palabras clave para las que queremos posicionar la página web. Por ello, debemos evitar enlaces como “más información”.

¿Y cuáles son las páginas más importantes? Normalmente la página de inicio y las de los productos o servicios principales del sitio web, ya que suelen ser las que optimizamos para determinadas palabras clave.

Esas son las páginas que más enlaces internos deben recibir del resto de páginas del sitio web.

Las páginas menos importantes (en cuanto al posicionamiento de palabras clave) como las de contacto, acerca de, política de privacidad, etc. no deben recibir muchos enlaces internos. Es mejor potenciar las páginas más importantes.

Claro que no todo tiene que ser SEO

El diseño y la usabilidad, los contenidos pensados en el usuario, la estrategia de marketing para crear o mejorar la imagen de marca, etc. son otros aspectos que deben tenerse en cuenta.

Conseguir un buen equilibrio es lo que debemos tener como principal objetivo en todo el proyecto web.

Dominio y URL

El nombre de dominio y las URL de las páginas de un sitio web son lugares donde podemos incorporar las palabras clave elegidas. Sin embargo, en el caso del nombre del dominio suele influir mucho otros factores, como el nombre de la marca o empresa propietaria, por lo que no siempre es factible ni deseable hacerlo.

Dominio web

Si es posible, incluir palabras clave en el nombre del dominio es una buena idea de cara a posicionar el sitio web, aunque no determinante.

Para facilitar la tarea de Google y otros buscadores, podemos utilizar guiones para separar las palabras clave en el nombre del dominio. Sin embargo, esto puede dificultar que los usuarios recuerden ese nombre, por lo que normalmente es una decisión muy personal.

Google siempre ha dado mucha importancia a los exact domains para el posicionamiento, aunque ahora ya no tanto. De todas formas los dominios que coinciden con alguna búsqueda popular sueles estar muy demandados, de hecho hay subastas que pueden llegar a precios altísimos.

Otra cuestión que tiene que ver con el dominio del sitio web es el sufijo final que se utiliza: .com, .es, .org, etc.

Google tiene en cuenta si el dominio finaliza con un sufijo que representa un país o región porque intenta servir contenido relevante atendiendo a la ubicación de la persona que realiza la búsqueda.

Es decir, si deseamos enfocar el posicionamiento de cara a una región o país en particular, el hecho de que el dominio utilice un sufijo regional (.es, .uk, .ar, etc.) también se tiene en cuenta.

URL

También es importante la URL de las páginas de un sitio web, es decir la dirección completa que nos permite acceder a ellas.

En estas URLs también influye el hecho de que utilicemos las palabras clave que queremos potenciar en nuestro sitio web. Y una forma de comprobarlo es fijarse en cómo se construyen las URLs de los blogs, donde es fácil encontrar que la URL incluye el título o palabras clave de la misma página.

Al incluir las palabras clave en el nombre del dominio o en las URLs conseguiremos que el texto de los enlaces provenientes de otros sitios web las incluya de forma natural.

Y recuerda que esos enlaces son muy importantes para el posicionamiento y el SEO on page.

El título de la página

Si el nombre del dominio o de las URLs son importantes, también lo es el título de las páginas web. El texto que se incluye entre las etiquetas <title> y </title> de una página web es uno de los mejores lugares donde poner las palabras clave que queremos potenciar.

Lo importante es entender que estamos optimizando páginas web individuales, por lo que deberemos crear páginas web para cada palabra clave que queremos potenciar.

Si repetimos las mismas palabras clave en muchas páginas, entonces rivalizan entre ellas en el propio sitio web, algo que debemos evitar.

Así pues, en la página principal del sitio web podríamos incluir las palabras clave principales o más generales que hemos elegido y que mejor definen el propósito del sitio web;  mientras que en las páginas interiores, otras más concretas o frases clave más largas (por ejemplo, palabras clave que definen un producto o servicio en particular).

Seguimos con el ejemplo de coches de ocasión

Páginas principales

Aquí vamos a ver algunos ejemplos de títulos. El primero es de la página web principal de un sitio web. Siguiendo el ejemplo que hemos comentado, se trataría de un sitio de venta de coches de segunda mano.

<title>Coches de ocasión y coches de segunda mano |Cochempresa.com </title>

Atendiendo a las palabras y frases clave que hemos elegido, en esta ocasión deberemos incluir las principales, es decir, nuestras palabras clave más importantes.

Adicionalmente aquí tiene sentido incluir el nombre de la empresa o marca del sitio web, la que se trata de una página genérica, como ocurre también con las típicas de contacto, quienes somos, etc.

Aunque debemos introducir las palabras clave en el título, debemos hacerlo de una forma natural, que no se vea forzada. Bien es cierto que la mayoría de la gente no atiende a este título, que aparece en la barra de título del navegador, pero sí que es lo que muestra resaltado de búsquedas de Google.

Si necesitamos incluir también el nombre de una marca o de la empresa, debemos hacerlo al final del título, después de las palabras clave como hemos hecho en el ejemplo.

Al poner las palabras clave al principio, se potencia la posición del sitio web cuando los usuarios utilizan esas palabras de búsqueda.

Sin embargo, en el caso de que el nombre de la empresa o marca sea muy importante, debería aparecer al principio, ya que posiblemente los usuarios realicen búsquedas utilizando dicho nombre.

Es algo que deberás valorar también si lo más importante es potenciar el nombre de la marca.

Páginas secundarias

En el caso de páginas secundarias o interiores del sitio web, deberemos incluir las palabras más concretas para optimizar esa página. Por ejemplo:

<title> Compraventa de coches de segunda mano entre particulares </title>

Es muy importante que las páginas de un mismo sitio web no rivalicen entre ellas para las palabras que queremos potenciar, por lo que cada una de estas palabras clave (o conjunto pequeño) deberá estar optimizada en una página individual.

En este ejemplo se supone que la página dará acceso al apartado del sitio web para la compraventa de coches de segunda mano entre particulares.

Otra cuestión a tener en cuenta es la ubicación de la etiqueta <title>, que debería ser lo primero que aparezca en la sección <head> de la página. Como excepción a ello encontramos las etiquetas <meta>.

Encabezados y texto de la página

El siguiente lugar donde debemos incluir las palabras clave que deseamos potenciar es el texto principal de la página web.

La verdad es que no debería ser necesario recordar la conveniencia de utilizar las palabras clave en el contenido de las páginas web, ya que esto debería ocurrir naturalmente. Sin embargo, a veces utilizamos otras palabras equivalentes que no nos interesa posicionar. Es mejor utilizar las palabras clave elegidas y repetirlas en el texto de las páginas, pero sin abusar.

Encabezados

Google no da la misma importancia a todo el texto, sino que atiende a la estructura de encabezados HTML.

Así pues, le da más importancia a un encabezado h1, h2,… h6 que a un párrafo.

Aunque actualmente estas etiquetas de encabezado han perdido gran protagonismo en el diseño web en favor de las hojas de estilo en cascada (CSS), Google las sigue utilizando en cuanto a la relevancia de la página web. Lo mismo se puede decir del texto que aparece resaltado de alguna forma como negrita o cursiva.

Párrafos

Un elemento que Google usa para medir la importancia de las palabras en el texto es su situación. Da más importancia a aquellas expresiones que aparecen al principio, principalmente en el primer párrafo del texto.

El número de veces que se incluye una palabra clave en el texto se conoce como densidad de palabra clave.

Por ejemplo, si repites la misma palabra clave 6 veces en un texto de 100 palabras, tienes un 6% de densidad de dicha palabra clave.

Este es un factor a tener en cuenta, para el que no hay un valor adecuado en todos los casos.

No abuses de la palabra clave porque Google podría considerar que has sobreoptimizado tu página web.

Para evitarlo, puedes utilizar variaciones de las palabras clave, lo que en la práctica aumentará la densidad de estas, como con plurales, sinónimos, distintas formas verbales,…

La idea es recordar todo esto, pero lo más importante es el contenido de calidad y estás escribiendo para las personas y no sólo para Google.

Posicionamiento web

Otro detalle a tener en cuenta es que posiblemente tengas casos en que la palabra clave más atractiva es aquella que no está bien escrita ortográficamente. Por ejemplo, una palabra clave sin tilde cuando realmente debería llevarla.

En esos caso lo más adecuado es escribir correctamente la palabra (con tilde en el texto de la página y potenciar la misma palabra sin tilde en aquellos lugares que no tienen por qué ver el usuario. Por ejemplo, en el título de los enlaces o en el texto alternativo de las imágenes.

Las etiquetas meta

Por último, las etiquetas meta son etiquetas HTML opcionales que aparecen en la cabecera de las páginas web y que sirven para describirlas.

Estas etiquetas han tenido mucha importancia, pero actualmente no la tienen ya que muchos webmasters las utilizaban de forma inadecuada para promocionar sus sitios web. Actualmente son sobre todo interesantes para el CTR y en este sentido aún tienen una influencia en el SEO.

La etiqueta meta descripción es el lugar donde podemos introducir una pequeña descripción de la página. Google y otros buscadores pueden utilizar esa descripción a la hora de mostrar los resultados de búsqueda.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.