infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

Muchas empresas se esfuerzan por reducir costes para ofrecer precios más competitivos a sus clientes. Y esto se puede hacer con la colaboración de los clientes. Las ventajas son claras por los dos lados: la empresa reduce costes laborales; y los clientes disfrutan de precios más atractivos.

Para conseguir estos precios más competitivos los clientes tienen que asumir labores que antes realizaban los empleados. Esto puede cambiar completamente el modelo de negocio la empresa.

Varios sectores aplican esta filosofía de reducción de costes con la colaboración de sus clientes: desde los supermercados con autoservicio, pasando por los restaurantes donde el cliente se toma la comanda o las aerolíneas donde el cliente se encarga de todo el proceso de venta y emisión del billete de embarque.

A continuación te propongo tres ejemplos de empresas que han conseguido reducir sus costes haciendo trabajar a sus clientes. Son estas:

Diseño página web

La revolución: supermercados con autoservicio

Hace casi 100 años que se creó la idea del autoservicio y con ella los primeros supermercados. En 1916, Piggly Wiggly se convirtió la primera cadena de supermercados de mundo al hacer que sus clientes se sirvieran por ellos mismos. El funcionamiento le conocemos todos: en vez de que el tendero le mostrase los productos al cliente, este puedía escogerles directamente de la estantería. El objetivo de Piggly Wiggly era reducir el número de empleados que tenían que atender a los clientes. Con ello, consiguieron reducir costes de venta de los productos. La idea fue un completo éxito. Este concepto ha revolucionado las ventas al por menor y se ha convertido en un estándar por todo el mundo.

Piggly wiggly

El cliente-camarero: 100 montaditos

Tenemos ejemplos más recientes que han continuado con la misma filosofía de reducir costes haciendo trabajar a los clientes. Ese es el caso de 100 montaditos. Esta cadena de restaurantes es conocida por sus precios competitivos de tapas y cañas. Para conseguir ofrecer estos precios tan populares han reducido el número de camareros al mínimo posible. Así son los clientes quienes se hacen cargo de sus funciones.

Posicionamiento web

El servicio funciona del siguiente modo: cuando entras en sus establecimientos encuentras la carta de montaditos, unas libretas y unos lapiceros en las mesas para tomar tu propia comanda. Decides que te apetece comer y beber, vas a la barra para hacer el pedido y pagar. Cuando lo tienen listo, te llaman para que te lo lleves a tu mesa.

Como puedes ver, estas son algunas de las principales funciones que realizarían los camareros de cualquier bar o restaurante. Sin embargo, como los clientes se encargan de todo esto, los pocos camareros que quedan apenas se encargan de atender a los clientes si tienen alguna duda, limpiar las mesas y controlar que el método funcione correctamente durante el servicio.

100-montaditos

Reducir costes al extremo: Ryanair

Un paso más allá en la reducción de costes es el que han dado empresas como Ryanair, que obligan a sus clientes a dedicar ya no sólo su mano de obra sino que también sus recursos materiales. Ryanair obliga a sus clientes a imprimir la tarjeta de embarque.

Si el cliente no dispone de una impresora a mano o se le olvida imprimirla en casa, se ve obligado a pagar 15€ + IVA. Es decir, el cliente tiene que realizar el trabajo de la compra del billete y hacerse cargo del coste de su emisión. Esta es una labor que realizaría la aerolínea o la agencia de viajes, pero que el cliente asume para conseguir unos precios más competitivos. Esto le permite a la empresa reducir su infraestructura y personal en los aeropuertos en los que opera.

ryanair

Si tu objetivo es convertir tu empresa en líder en costes, quizás te convenga analizar si tus clientes estarían dispuestos a asumir cierta funciones para disfrutar de precios más bajos.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. El caso de 100 montaditos responde a una imitación de los fastfood, no tiene que ver con reducción de costos.

    1. Buen apunte Israel! En realidad 100 Montaditos es una especie de fastfood, pero de tapas

  2. Me parece muy triste que se remarque con letra negrita el hecho de reducir los empleados. Creí que el post traía alguna idea innovadora,pero no.
    Saludos

    1. Gracias por tu comentario Emiliano. El objetivo de Piggly Wiggly era reducir sus costes laborales porque era la única forma de bajar drásticamente los precios a los clientes. Esta medida es favorable para los clientes sensibles al precio, y como bien apuntas, desfavorables para los trabajadores afectados.

      1. Y a ti te parece bien esta medida?

        1. Si los trabajos que realizan los empleados no son valorados por los clientes me parece una medida adecuada. Al final, son los clientes quienes deciden donde gastar su dinero.

  3. Sabemos que en EEUU el modelo de los 100 montaditos no ha funcionado pues allí los americanos valoran los servicios y los camareros funcionan a base de tips (propinas). Esta es otra buena manera de reducir costes y hacer que el local te ofrezca un buen servicio.

    1. Desde luego Fabio! 100 montaditos puede tener muchas cualidades, pero no se caracterizan por una buena atención a sus clientes. Su objetivo está más relacionado con ofrecer precios económicos para que sean accesibles al gran público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.