infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

El ratio de conversión web es importante porque te permite monetizar tu site. Es un paso imprescindible para que tu proyecto online sea rentable, por eso es necesario prestarle una atención singular.

Cuando estás comenzando con un proyecto en internet, lo primero que normalmente se mira es el número de visitas. Esta métrica es muy importante, pero la conversión de esas visitas en leads no lo es menos.

A fin de cuentas, si has creado una tienda online es para conseguir ventas, y las visitas por si solas se quedan a mitad de camino.

Cómo se calcula el ratio de conversión

El cálculo del ratio o tasa de conversión de visitas es una cuenta bastante sencilla. Tan sólo tienes que tener a manos dos datos: el número de visitas y el número de conversiones. Ten en cuenta que dependiendo de tus objetivos, las conversiones pueden ser leads, emails, descargas, etc.

Diseño página web

De este modo el ratio de conversión se plantea con la siguiente ecuación:

Ratio de conversión=número de conversiones/visitas recibidas

Qué se considera una conversión

En términos generales, la conversión  viene dada por los leads. Un lead es un registro con los datos mínimos para poder contactar con un visitante a tu web.

Pero puedes considerar como conversión de forma diferente en función de los objetivos que tengas con tu página web. Estos son solo algunos ejemplos:

  • Tienda online: Presupuesto, compra, reseña
  • Blog: suscripción, compartir en redes sociales, comentario, descargas
  • Web de afiliación: clics en anuncios
  • Comunidad: creación de una cuenta, comentarios
  • Página de soporte: conversaciones en el chat, descargas, encuestas de satisfacción completadas

Cómo mejorar el ratio de conversión

A continuación vamos a ver en detalle cada una de las acciones que puedes hacer en tu web para conseguir aumentar tus leads:

Call to action (llamada a la acción)

El secreto para conseguir aumentar el ratio de conversión es que los “call to action” (CTAs) sean lo más efectivos posible. Los CTA son las llamadas a la acción que inducen a los visitantes a completar el objetivo de nuestra web.

Por ejemplo, si tienes una tienda online, tu call to action es probable que sea que tus clientes hagan una compra. O si tienes un blog, les puedes pedir que se registren a la newsletter. Estas son las llamadas a la acción.

Una cosa importante de las llamadas a la acción es que tienen que ser sencillas. No es conveniente que les obligues a tus visitantes realizar muchos pasos porque puede que desistan en el proceso.

Ten presente que tu página web tiene que girar en torno a que tus visitantes den al botón “call to action”. Al clicar en este botón el cliente realiza una compra, se suscribe a tu boletín o entra parte de la comunidad. Tú decides que beneficios conlleva esa llamada a la acción.

Así que asegúrate de que tus botones de llamada a la acción están en sitios bien visibles.

Además te recomiendo que utilices las herramientas que tienes a tu disposición para analizar en qué páginas o configuraciones tu botón de llamada a la acción es más efectivo.

Landing page

Diseña una landing page específica para cada palabra clave que quieras posicionar. En estas landing page debería de aparecer de forma clara el producto que estás intentando vender.

Ten en cuenta que no es necesario que tus visitantes pasen siempre por la página de inicio. Piensa que cuantos menos clics le obligues a hacer a tus visitantes mejor será tu ratio de conversión.

Páginas diseñadas para tu público objetivo

Diversos estudios indican que los internautas cada vez son más exigentes en sus búsquedas. Por ejemplo, cuando un usuario está buscando información para reservar un viaje de avión, es muy habitual que realice la búsqueda desde distintos dispositivos e incluso varias pantallas en cada dispositivo.

Por eso, si el usuario entra en una página web que entiende no está diseñada específicamente para él, en seguida pasa a la siguiente. De modo que es imprescindible que cada página esté perfectamente adaptada a las necesidades de tu público objetivo. Para ello tienes que adaptar los textos, las imágenes, la estructura, etc.

ratio de conversión

Incluye tu teléfono y correo electrónico en la página de inicio

Para conseguir que tus visitantes se puedan poner en contacto contigo tienes que facilitarles las cosas. Por eso es recomendable que tus datos de contacto estén en una zona visible en tu home page.

Lo ideal es que incluyas las formas de contacto más habituales para tus clientes: teléfono, email, dirección física, whatsapp. En cada negocio será más conveniente una, otra o incluso todas las formas de contacto. Pon siempre tus datos de la misma forma para favorecer el SEO local.

Además, poner tus datos de contacto en la primera página genera más confianza a tus visitantes. Ya sabes que es imprescindible para cualquier negocio.

Optimiza la navegación

Para que los usuarios tengan una experiencia satisfactoria en tu página web, es necesario crear un diseño web responsive. Es decir que se adapte perfectamente a cualquier pantalla y dispositivo.

Posicionamiento web

En un diseño responsive se tiene que tener en cuenta cosas como que los botones tienen que ser lo suficientemente grandes para clicarles con el dedo, la cantidad de información visible en una pantalla pequeña, etc.

Elimina todo lo que no sea necesario para la conversión

Ya conoces la expresión de menos es más, ¿no? Pues también se aplica en el diseño web. Analiza tú página web con detenimiento y haz una auditoría SEO si es necesario. Pregúntate realmente si todos y cada uno de los elementos que la compones aportan algo a mejorar la conversión. Si no están ayudando te están lastrando para conseguir tus objetivos.

Por ejemplo, puede que tengas que simplificar tus cuestionarios. Quizás en un primer contacto no es necesario que tus clientes te den todos los detalles sobre su vida.

También es bueno que revises las fotos que subes. ¿Les aportan algo a tus visitantes? En caso contrario elimínalas porque están provocando que la velocidad de carga de tu web esté penalizad y eso sí que molesta a los internautas.

 

En definitiva para conseguir tener éxito con tu página web tienes que tener en cuenta dos conceptos básicos. El número de visitas y el ratio de conversión. Si consigues optimizar ambas no tendrás problemas para hacer mucho dinero en internet.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.