infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

Llevaba años tratando de posicionar mi página web en Google pero no conseguía resultados. Pero tras muchas pruebas y años experimentando he encontrado una serie de técnicas para posicionar una página web en los primero puestos.

Actualmente Google es la herramienta principal para buscar información en Internet. Las webs que aparecen en las primeras posiciones de los rankings son las más visitadas por los usuarios. Por eso es tan importante conseguir posicionar tu página web.

Tras muchas pruebas y años experimentando he encontrado estas 17 claves que me ayudaron posicionando mi página web en los primero puestos de Google. ¡Y sin necesidad de gastarte dinero! Estas técnicas las puedes incorporar a tu estrategia de marketing digital. Se basa en estas 4 ideas:

  1. Escoge bien las palabras clave
  2. Crea contenidos que enganchen
  3. Mejora la experiencia de usuario
  4. Crea enlaces de calidad

Pero antes de ver estos factores en profundidad vamos a ver las ventajas y desventajas del posicionamiento SEO:

Diseño página web

Ventajas del posicionamiento web

Seguramente has oído que el SEO funciona muy bien para conseguir más visitas a tu página web. Pero es más que eso. Puede hacer que tu empresa alcance nuevos mercados, desarrolle nuevas estrategias y crezca de forma rentable.

Te explico por qué es una herramienta tan poderosa para tu empresa:

Consigue visitas cualificadas

La principal característica del tráfico que llega a una página web gracias al SEO es que es una visita buscada. Es decir que el usuario está buscando información relacionada con ese tema. Por lo tanto es probable que esa visita se acabe convirtiendo en un presupuesto o similar.

Una inversión sin sorpresas

Normalmente los servicios de SEO se prestan como una tarifa plana o cuota mensual fija. Por lo tanto incluso si aumenta mucho el volumen de visitas registradas, tu inversión en posicionamiento será la misma.

Buena rentabilidad

Está comprobado que la rentabilidad de posicionar una página web es positiva a los pocos meses. Una de las claves de esta alta rentabilidad es que no hay que pagar a los buscadores para aparecer en los resultados de búsqueda.

Lo principal es hacer un esfuerzo inicial para conseguir un buen posicionamiento. A partir de ahí el esfuerzo se debe de encaminar más en mantener la posición ganada.

Siempre presente

Nos hayamos dado cuenta o no, muchos nos pasamos el día con un ordenador delante. Por lo tanto estar disponible a unos clics de tus clientes es una importante ventaja competitiva para cualquier empresa. Estar bien posicionado en Google te permite aumentar tu notoriedad de marca y diferenciarte de tus competidores.

Preferencia por los enlaces orgánicos

Hay mucha gente que cuando realiza una búsqueda en Google evita los resultados promocionados. Por eso al invertir en posicionar tu página web consigues ganar posiciones entre los resultados más atractivos para tus potenciales clientes.

Desventajas del posicionamiento web

A pesar que posicionar tu página web tiene muchas ventajas, también hay que ser consciente de que no es perfecto. Estos son algunos de los principales inconvenientes del SEO:

No depende de ti

Cuando estás posicionando una página web nunca sabes a ciencia cierta cuantas visitas vas a conseguir. Puede que las cosas que funcionaban hace unos meses dejen de funcionar por cambios en el logaritmo de Google o por una mayor competencia. Al final, tienes que tener en cuenta que los resultados que consigues con tu página web no les puedes controlar al 100%.

Resultados no inmediatos

Una de las principales quejas de los clientes que contratan servicios de SEO es que esperan obtener resultados desde el día uno. Lamentablemente eso no es posible. Google tiene una inercia importante y los cambios realizados tardan semanas o meses en traducirse en resultados. Depende de tu paciencia para que les puedas obtener.

Conocimiento especializado

En el sector del SEO como en muchos otros, es necesario tener unos conocimientos para poder desarrollar con éxito la profesión. También se puede realizar el SEO de un blog como afición pero los resultados probablemente serán limitados.

El SEO tiene un lenguaje propio (a menudo con términos en inglés) que pueden ser confusos para todas aquellas personas ajenas a este tipo de acciones.

Inversión continua

Como los algoritmos de Google y los competidores están en constante cambio, también es necesario que la optimización de tu página web sea un trabajo continuo. Por lo tanto requiere que le dediques tiempo y/o dinero de forma continuada para no perder tu ventaja competitiva.

Segmentación limitada

Es cierto que con los dominios nacionales (.es, .it, .pt) puedes posicionarte para ciertos países. También es cierto que con el SEO local puedes posicionar tu página web en tu ciudad. Pero a partir de ahí la segmentación que puedes hacer con el SEO es bastante limitada. Por ejemplo no puedes segmentar sólo las visitas de personas con estudios universitarios, que otras herramientas de publicidad sí que permitirían.

A. ESCOGE BIEN LAS PALABRAS CLAVE

1. Encuentra palabras clave donde puedas posicionarte

Cuanto más específico seas con tu palabra clave mejor. Es lo que se llama el long-tail effect. Es decir, no te quedes únicamente con conceptos genéricos sino que trata de buscar un posicionamiento más específico para cada artículo. De esa forma cuando los usuarios hagan esa búsqueda específica encontraran tu artículo bien posicionado.

Muy bien, ¿y cómo encuentro esa palabras clave? Fácil, googleando. Te pongo dos ejemplos con una búsqueda realizada con la palabra clave “Restaurantes”. La primera opción es con la función de autocompletar que tiene Google. Es decir, cuando estás haciendo una búsqueda y enseguida te sugiere la búsqueda con otras palabras:

Y la segunda opción es con las Búsquedas relacionadas al final de cada página.

Estas son búsquedas que los usuarios suelen realizar. Por lo tanto sabes que estos conceptos son importantes para Google.

¿Qué otras maneras tengo de encontrar palabras claves para posicionar una página web? Puedes hacer este mismo ejercicio en YouTube o Bing. Te pueden aportar otras palabras clave realmente buenas.

2. Arropa tus palabras clave: LSI Keywords

Si no usabas suficientes acrónimos y palabras raras, te regalo una más. LSI que significa en inglés Latent Semantic Indexing. Estas son los conceptos que suelen estar asociados con tu palabra clave.

¿Y por qué este concepto es importante para posicionar tu página web? Porque estas palabras van a indicar a Google que tu artículo es de primera calidad.

Vamos a ver un ejemplo práctico de cómo aplicarlo. Quieres publicar un artículo sobre cocina mediterránea. ¿Cómo descubrir algunos LSI keywords? De un modo similar a cuando buscas palabras claves: con las palabras sugeridas y las búsquedas relacionadas.

Ahora, cuando escribas tu artículo asegúrate de que incluyes algunas de estas palabras. Eso sí, revisa de que encajen de forma natural y son relevantes.

 

B. CREA CONTENIDOS QUE ENGANCHEN

3. Crea artículos supercompletos

Hace años se recomendaba que los artículos fuesen breves. Un artículo de 700 palabras era lo normal. Pero esto está empezando a cambiar. ¿Por qué? Porque Google quiere poner en las primeras posiciones a los artículos que sean más interesantes para los usuarios.

Si hace unos años un artículo llamado “Las 3 claves para gestionar un restaurante con éxito” eran suficientes, ahora ya no. Ahora es necesario dar una solución muy específica a los visitantes de tu web.

Entonces, ¿cuánto debería de escribir para posicionar una página web en los primero puestos?

Escribe artículos con más profundidad. ¡Ojo! Que no he dicho más densos o aburridos. Plantéate en escribir artículos de unas 2.000 palabras, con subtítulos para estructurar el contenido y con información de calidad. Por supuesto intenta que sea entretenido de leer.

4. Introducciones con gancho

No te quiero meter presión, pero en las 100 primeras palabras te lo juegas todo. Puede que hayas escrito un artículo espectacularmente bueno, pero si no enganchas a tus lectores en el primer párrafo, no van a seguir leyendo.

Para captar la atención de tus visitantes puedes utilizar esta estructura utilizada en storytelling para tus introducciones:

  • Identifica el problema que le está quitando el sueño a tus visitantes y asegúrate de hacerles ver que entiendes su situación.
  • Promételes un mundo mejor. Hazle ver lo bonita que sería su vida si soluciona esa preocupación que le ha llevado a buscar tu artículo.
  • Explícales brevemente que van a encontrar en tu artículo.

5. Estructura el artículo para una lectura rápida

Para eso tienes que estructurar tu artículo de forma clara y lógica. Seguramente sabes que muchos de tus visitantes primero quieren leer el artículo por encima para ver si les interesa. Y luego si han visto algo que les llama la atención se leen el artículo con más detenimiento.

Por eso es tan importante que utilices tantos subtítulos como consideres razonable. Además intenta que estos subtítulos estén escritos de forma que sean relevantes para tus lectores. ¿Cómo escribir subtítulos que me puedan ayudar a posicionar una página web? Muy sencillo, indicando los beneficios o ventajas que van a encontrar.

6. Qué no se aburran mientras leen

Capta la atención de tus lectores a lo largo del artículo con expresiones que rompan con la monotonía del texto. Puedes utilizar expresiones como las siguientes:

  • Pero lo más importante es…
  • ¿Cómo lo puedes aplicar?
  • ¿La mejor parte?
  • ¿Por qué esto es importante?
  • Y esto no es todo…

7. Refresco de tu página

Para Google es importante que las webs se mantengan actualizadas. Por eso revisa la fecha en la que se publicó un artículo o cuándo se hizo la última actualización en un post para posicionarlo en su ranking. Cuanto más actual sea el contenido mucho mejor.

C. MEJORA LA EXPERIENCIA DE USUARIO

8. Lo básico: una página rápida y sin errores

Ya sé que lo tienes claro, pero hay veces que hacemos las cosas más difíciles y se nos olvida lo más sencillo. Cuando tus visitantes entran a tu web no se quieren eternizar en el intento. Esto es especialmente relevante cuando entran con el móvil (que es la mayor parte de las veces). Así que asegúrate de que tu web tarda poco en cargar y no tiene errores. Para comprobar que tu página web está fetén, puedes hacerlo con herramientas gratuitas como Google speed insights (rapidez de carga) y en Google console (errores).

9. URLs cortas: tus usuarios (y Google) quieren simplicidad

Las URLs deben de ser lo más sencillas y cortas posibles. Tus URLs deberían de ser entendibles no sólo por máquinas sino también por humanos. Al fin y al cabo, la clave para posicionarte bien en Google es la facilidad de uso y utilidad para el usuario.

Así que trata que tus URLs sean lo más amigables posibles. Olvídate de URLs indescriptibles. ¿Por qué es esto importante para posicionar una página web en Google? Porque no quieres que te ocurra como a esta niña. Mira la carta que escribió a Santa Claus:

Una buena URL es la que incluye tus palabras claves y poco más. Por ejemplo, imagina que  escribes un artículo titulado “10 platos imprescindibles de la cocina mediterránea”. Escoges como palabras claves “cocina mediterránea” y defines tu URL como “cocina-mediterranea”. Así de sencillo.

10. Usa material multimedia

El texto sigue siendo el rey en los buscadores. Pero eso no significa que sea lo único importante. Está demostrado en diferentes estudios que el uso de imágenes, gráficos, infografías y videos mejoran la experiencia de los usuarios. ¡Y recuerda! No hay nada más importante para Google que hacer que los usuarios visiten las páginas más útiles.

Además, el uso de este material multimedia hace que tus visitantes dediquen más tiempo a tus artículos.

11. Más clicks, mejor posicionamiento

¡Enhorabuena! Has escrito un artículo estupendo. Pero no sirve de nada si cada vez que los usuarios ven tu resultado de búsqueda, tu título y descripción no les parece interesante. Una de las cosas que Google valora más para mantener el posicionamiento es el número de clicks que recibe una búsqueda. Si estás ahora mismo bien posicionado, pero los usuarios clican en tu artículo menos de lo que Google estima, tu artículo perderá posiciones. Y lo mismo ocurre al contrario. Si recibes más clicks de los esperados por tu posición en el buscador, comenzarás a subir posiciones.

¿Por qué ocurre esto? Porque los clicks son uno de los mayores indicadores que tiene Google para saber que tu artículo es de calidad.

Ahora te estarás preguntando, ¿y cómo puedo conseguir más clicks que me ayuden posicionar una página web en las primeras posiciones? Muy sencillo, optimizando cómo se ve tu página en el buscador. Para ello a varias técnias:

Mi título más atractivo (usando paréntesis)

Seguro que te estás preguntando que quiero decir con el uso de los paréntesis. Se trata de incorporar información complementaria o un comentario en el título. Esto le da un matiz especial que hace que sea mucho más atractivo (y así conseguir más clicks). Este efecto también le puedes conseguir con comas, interrogaciones y exclamaciones.

Comienzo los títulos con números

Cuando estás buscando algo en Google quieres una respuesta rápida, sencilla y práctica. Los listados suelen cumplir con estas premisas y por eso Google les premia. Mira por ejemplo este caso. Buscamos en Google unas palabras clave muy competitivas como “técnicas posicionamiento”. Como puedes ver 2 de las 3 primeras posiciones tienen títulos con números.

Aumento mis posibilidades con palabras gancho

Se trata de palabras que capten el interés de la audiencia en el título. Algunas de estas palabras son: mejor, actualización, nuevo, top, guía, definitivo, sencillo, fácil, práctico, rápido, hoy, ahora, paso a paso, etc.

Uso una descripción que cautive a mi visitante

La descripción que aparece en los buscadores es un pequeño aperitivo para tus usuarios. Si leen algo que les gusta querrán seguir leyendo más, es decir, harán click en tu web.

Entonces, ¿qué debo poner en la descripción para conseguir posicionar una página web? Un párrafo donde aparezcan las palabras clave y que le permita conocer al visitante que le vas a ofrecer información interesante.

Veamos una comparación de cómo se ve una buena y una mala descripción. Estas buscando las palabras clave “restaurantes de cocina mediterránea” y encuentras estos dos enlaces:

¿Cuál tiene la descripción más interesante para ti? En efecto, el primero llama mucho más la atención. De hecho, el primero está en la primera página y el segundo le he encontrado en la décima.

12. Aprende de Google Ads

Las empresas invierten mucho dinero en Google Ads. Por eso se aseguran de que estén escritos de forma que les funcione. Así que busca Google Ads sobre palabras claves que te interesan y aprende de cómo están escritos.

Seguramente verás que hay palabras y expresiones que se repiten. También te darás cuenta de que cuidan mucho que las frases no se corten, tanto en el título como en la descripción.

 

D. CREA ENLACES DE CALIDAD

13. Enlaces internos

Es la forma más fácil de gestionar enlaces. Depende sólo de ti, así que no tienes excusas para no hacerlo bien. Tan sólo tienes que asegurarte de que en cada artículo incluyes de 2 a 5 enlaces a otras páginas de tu web. Eso sí, esos enlaces tienen que venir a cuento.

Además esta técnica es muy útil cuando quieres potenciar alguna página específica de tu web. Cuantas más veces le hagas un enlace interno a esa página que te interesa, mejor será su posicionamiento.

14. Autoridad del sitio

La autoridad de un sitio web viene marcada por la credibilidad y prestigio que tiene. Estos factores vienen marcados sobre todo por la cantidad y calidad de los enlaces entrantes a tu página web.

15. Enlaces externos para gana credibilidad

Se trata de vincular tu web a otras web de calidad. Con esto consigues aumentar la credibilidad al indicar cuáles son tus fuentes. Además lo puedes utilizar para aportar información adicional. Se recomienda que utilices entre 2 a 5 links externos en cada artículo.

16. Backlinks (o enlaces a tu web)

Google considera que una página es de calidad si es referenciada muchas veces. Estas referencias son enlaces a tu web o backlinks. Los backlinks se pueden producir de forma natural cuando otro blogero decide hacer un enlace externo a tu web. Pero este proceso natural puede ser lento.

Posicionamiento web

Por eso es necesario hacer una gestión proactiva de los backlinks. ¿Cómo puedo usar los backlinks para posicionar mis páginas web? Comunicando a los administradores de otras páginas lo chulo que es tu contenido y pidiendo colaborar con él. Por ejemplo, puedes ofrecerte para hacer un artículo como invitado. En este artículo incluyes un par de enlaces de calidad a tu web y así ganáis las dos partes.

17. Presencia en las redes sociales

Google controla todo lo que pasa en su buscador, pero también muchas de las cosas que ocurren fuera. Un ejemplo es el seguimiento que hace en las redes sociales.

Google tiene controlados muchos factores como el número de menciones de una página web, el volumen de enlaces compartidos, los me gusta, etc. Ya sea Facebook, Twitter, LinkedIn o sobre todo Google+, Google tiene tus interacciones en las redes sociales en su radar.

En resumen…

Cuando has empezado a leer este artículo te preguntabas cómo posicionar una página web en las primeras posiciones. Y sobre todo sin ser un experto. Por eso te he dado unas pautas sencillas para ayudarte a escoger las palabras clave. También te hemos explicado cómo hacer que tu contenido enganche a tus visitantes. Cómo mejorar la experiencia del usuario. Y por último la importancia de crear enlaces entrantes y salientes.

Trata de poner en práctica estos consejos y si tienes alguna duda, escríbela en los comentarios y trataré de ayudarte.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.