infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

Uno de los factores del SEO onpage más importantes es la densidad de las palabras clave. Si consigues que tu web repita tus palabras claves el número de veces adecuado, Google te premiará mejorando tus posiciones en los rankings. Este factor es tan importante como otros que ya hemos analizado como la velocidad de carga de tu página web.

Hace años los expertos en SEO se dedicaban a escribir las palabras clave en masa. Es fue detectado como una mala práctica por Google porque no aportaba valor a los usuarios. Por eso el uso masivo de palabras clave no es actualmente efectivo.

En este artículo te voy a presentar como interpretar los resultados de la herramienta Page Optimizer. Esta herramienta se basa en el análisis masivo de correlaciones. Es decir analiza cuales son las características de las web de tus competidores y lo compara con la tuya. Así sabrás fácilmente qué tienes que hacer para mejorar tu densidad de palabras clave.

Se trata de comparar tu página web con la de tus competidores. Normalmente los competidores son aquellos que tienen un ranking mejor que el tuyo para una determinada palabra clave.

Diseño páginas web

Tan sólo tienes que poner tu web, la palabra clave y las web de tus competidores. Esta herramienta te dirá donde tienes que mejorar tu keyword density.

Qué es una palabra clave

La palabra clave o keyword es la piedra angular de una agencia SEO Madrid o en cualquier otro lugar. Son términos con una o más palabras que ayudan a los buscadores a entender de qué va un artículo. Suelen ser los conceptos de búsqueda que los usuarios introducen en los buscadores.

Elegir la palabra clave adecuada puede significar que tus clientes te encuentran o no en Internet. Por eso es tan importante escoger y posicionar la palabra clave adecuada.

Tipos de palabras clave: coincidencia perfecta y variaciones

Antes de entrar en cómo puedes optimizar la densidad de tus palabras clave, tienes que tener en cuenta que Google considera dos tipos de palabras clave. Por un lado las que tienen una coincidencia perfecta. Es decir si tu palabra clave es “zapatos de tacón”, se considera coincidencia perfecta una keyword que está exactamente escrita de esa forma.

La otra alternativa son las variaciones de la palabra clave. Son como sinónimos o pequeñas variaciones de tu palabra clave original. En nuestro ejemplo podría ser “zapato de tacón” (en singular).

palabras clave

Optimización de la densidad de las palabras clave

El algoritmo de Google se basa en una serie de términos que incluye los factores que influyen en las búsquedas. Cada uno de estos términos es cada una de las partes en las que se compone una página web. Por ejemplo el título, la URL, el cuerpo del texto, etc.

Para cada uno de estos términos el algoritmo de Google evalúa el número de veces que se repite la palabra clave. Tanto en su formato de coincidencia perfecta como en las variaciones de palabra clave. Es lo que se conoce como densidad de palabra clave.

Google realiza este análisis para saber de qué va una página web y poder ofrecer los mejores resultados cuando se realizan las búsquedas.

Para optimizar una palabra clave, el número de repeticiones tiene que estar optimizado. Es decir, existe un máximo y un mínimo de veces que debería de aparecer tu palabra clave en cada uno de los términos que analiza el algoritmo de Google.

En general, el número de repeticiones de tu palabra clave debería de estar entre los márgenes de optimización. Si no repites lo suficiente tu palabra clave, Google tendrá dificultades para saber de qué va tu página y por lo tanto no mostrará tu web en las primeras posiciones de la palabra clave que te interesa.

Por otra parte, si repites una palabra clave muchas veces, Google considerará que estás inflando artificialmente tu página con este concepto y verás un efecto negativo en los rankings.

Localizaciones de palabras clave

Como decía, ya no es suficiente con escoger la palabra clave adecuada, ni controlar el número de veces que se repite. También tienes que tener en cuenta dónde se localizan estas palabras clave.

Según los análisis realizados por Page Optimizer,  estas son las principales localizaciones de una web que deberías de tener en cuenta a la hora de establecer la densidad de tu palabra clave:

Palabra clave en la URL

Es preferible que tu palabra clave aparezca en la URL de tu página con una coincidencia perfecta. La segunda mejor alternativa sería con una variación de tu palabra clave.

Título principal

Es el título que encabeza un artículo. Aunque en este artículo me estoy centrando en la optimización desde el punto de vista del SEO, no tienes que olvidar que el título es una de tus principales armas para enganchar a tu audiencia. Por lo tanto piensa también en tus lectores cuando escribas el título de tu página.

Encabezados

Son los famosos H1, H2, H3, H4... Tanto por separado como de forma conjunta. Es decir, Google valora por un lado cuál es la densidad de palabras clave en cada uno de los encabezados, pero también de forma agrupada. Sobre todo entre H2 y H3; H2 y H6; y H4 y H6.

Texto alternativo en las imagenes

No se te olvide que las imágenes también pueden ayudar a posicionar palabras clave. Para eso deberías de utilizar la etiqueta de imagen alt.

Posicionamiento web

Texto ancla

Se refiere al texto que está remarcado porque tiene un enlace asociado. Como regla básica hay que tener en cuenta que no es bueno que uses la coincidencia perfecta de tu palabra clave para texto ancla. Sin embargo puede ser muy beneficioso para tu posicionamiento usar el texto ancla para las variantes de tu palabra clave.

Texto de párrafo

Si en el resto de las variables es recomendable estar entre los márgenes para no caer en la infraoptimización o sobreoptimización del SEO; en este caso es mejor estar un poco por encima en la densidad de palabra. Pero como mucho un 50% más.

Negrita y cursiva

Se usan para remarcar las partes más importantes del texto. Quizás de todas las variables aquí presentadas, los estilos de letra son los que menos fuerza tienen.

Número de palabras

Es el número total de palabras de la que consta tu artículo. Se incluye tanto los encabezados como los párrafos.

 

Como te decía antes, estas variables se han conseguido identificar de una forma científica por medio de correlaciones. Google va cambiando sus algoritmos constantemente, por lo que es recomendable hacer una auditoria SEO forma continua para asegurarte de que no te ves adelantado por la competencia.

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

×
×

Carrito