infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

La Universidad de Barcelona es la más prestigiosa de España según el ranking Shanghái. Lo malo es que es la única que entra en la lista de las 200 mejores del mundo (y no es de las primeras). Esto significa que en el sistema público universitario español tiene un problema.

¿Qué falla en la universidad en España? La universidad en España está cometiendo 7 errores que lastran el futuro de los universitarios. Altas tasas de paro, falta de preparación laboral, mínima internacionalización, escasos incentivos para la excelencia académica entre otros, son pecados de la universidad Española:

1. Acabar la universidad para ir al paro

Casi el 40% de los recién titulados están en paro. Pocas universidades públicas tienen un sistema efectivo para ayudar a los estudiantes a encontrar su primer trabajo. Los estudiantes necesitarían estar preparados para hacer buenas entrevistas de trabajo, buscar ofertas o crear un CV que sea interesante para las empresas. En EEUU es muy común que los universitarios acudan a  ferias de empleo, realicen entrenamientos de entrevistas y tengan un orientador para ayudarles a encontrar su primer empleo.

2. Teoría y más teoría

¿Cómo puede comprobar un estudiante de económicas si va a ser un buen consultor? Lamentablemente, un buen expediente académico es sólo un indicativo de conocer la teoría pero no significa que va a saber aplicarla a la práctica. Los estudiantes tienen oportunidades muy limitadas para experimentar su futura profesión en el entorno académico.

Diseño página web

Bolonia ha mejorado este enfoque, pero aún queda mucho por hacer. Por ejemplo, en EEUU existen clases donde el profesor selecciona empresas de la región y los estudiantes desarrollan un proyecto de consultoría completo para ellas. En la asignatura se enseña desde cómo reunirse con el “cliente” hasta cómo hacer análisis y recomendaciones. Todo ello con la ayuda, supervisión y evaluación por parte de un profesor con experiencia en el sector. Así los alumnos pueden descubrir pronto si la consultoría es su verdadera vocación.

universidad

3. Poca internacionalización

Por historia y recursos, las universidades españolas deberían de ser un foco de atracción para miles de estudiantes latinoamericanos. Sin embargo menos del 3% de los estudiantes universitarios en España proceden de fuera de la UE. Países de nuestro entorno como Reino Unido tiene una tasa de estudiantes de fuera de la UE del 13%.

La atracción de más estudiantes internacionales enriquecería el sistema universitario, aportando diversidad y aire fresco en sistema. Falta una política realmente eficaz para atraer talento de fuera de nuestras fronteras. Hasta ahora la universidad española no ha sabido aprovechar todo el potencial que los efectos de la globalización pueden tener para el sistema.

Posicionamiento web

4. De espaldas a la empresa

Si los alumnos no salen de la facultad sabiendo una profesión, las empresas van a ser más reticentes en contratar a recién graduados. Los universitarios saben memorizar información para responder por escrito a las preguntas de un examen, pero no aprenden a trabajar en entornos colaborativos, a hacer presentaciones y a tomar decisiones razonadas. El sistema actual oferta en general pocas prácticas en empresa y de mala calidad. Sólo el 17% de los universitarios realiza cada año prácticas en empresa. Aunque hay muchos programas con prácticas obligatorias, las cifras indican que aún queda mucho camino por recorrer para que exista más colaboración entre universidad y empresa.

5. Las universidades son parecidas

Cuando tuve que escoger universidad en España uno de los factores más importantes para tomar la decisión fue la cercanía al hogar familiar. Lamentablemente, me temo que mi decisión fue muy similar a la de cientos de universitarios. Esto ocurre porque es difícil de apreciar diferencias significativas entre las universidades. Sin embargo, cuando tuve que escoger universidad en EEUU, el prestigio de la universidad, el plan de estudios y el profesorado eran variables a considerar. De hecho, existen multitud de comparativas entre universidades que las clasifican en rankings. Las universidades españolas aún pueden ahondar más en un proceso de especialización y excelencia.

6. Escasa implicación del estudiante

En EEUU, Taiwán o Corea del Sur los estudiantes usan las actividades extracurriculares para hacer deporte, socializar y también para descubrir de primera mano la utilidad de su carrera para la sociedad. Por ejemplo, un estudiante de filología inglesa que quiera enfocar su carrera profesional como traductor, puede colaborar en alguna ONG que ofrezca servicios de traducción e interpretación a inmigrantes o personas con pocos recursos. Esta es una labor voluntaria y no remunerada pero que permite que los estudiantes tengan una mayor sensibilidad por los problemas de la sociedad y cómo ellos pueden ayudar.

7. No se beca al buen estudiante

La educación es la principal herramienta para la movilidad social. La educación universitaria de calidad debe ser accesible tanto para el hijo del obrero como para el hijo del empresario. Por eso es tan importante el sistema de becas. Pero las becas públicas no se usan para incentivar a los estudiantes con mejores expedientes. Académicamente, tan sólo es necesario un 5,5 para obtener una beca al acceder a la universidad. Desde el punto de vista de movilidad social esto puede ser aceptable, pero desde un punto de vista de excelencia académica es insuficiente.

Si la universidad no fomenta la excelencia, se produce una pérdida de talento para el conjunto de la sociedad. Si se motivase los buenos resultados de los estudiantes se podría mejorar el nivel en las aulas. Estos incentivos pueden ser en forma de beca, reconocimientos u oportunidades especiales para atraer y desarrollar académicamente a los estudiantes con más talento.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Esta entrada tiene 24 comentarios

  1. Hola, al ver este post no hemos podido resistirnos a escribir. Estamos de acuerdo con algunas afirmaciones y queremos compartir nuestro cometido y aportaciones desde la FUE. Llevamos 40 años uniendo los mundos de la universidad y la empresa, en términos de formación, iniciación profesional, innovación y emprendimiento.

    Programas de iniciación profesional para estudiantes y recién titulados que combinan formación y prácticas en empresa: http://www.talentoteca.es

    Formación adaptada a las necesidades: http://www.programagaia.es

    Reconocemos la actitud y el esfuerzo y premiamos la excelencia de los jóvenes más destacados en los programas de prácticas: http://www.fue.es/moversbyfue

    Apostamos por la internacionalización y de las universidades y la movilidad de los estudiantes: http://bit.ly/uniinternacional

    Estas son algunas de nuestras contribuciones para reducir pecados. Hacemos deep linking entre los agentes implicados. 🙂

    Si queréis saber más, estamos en:
    http://www.fue.es
    Facebook.com/fundacionuniversidadempresa
    Twitter.com/fueonline

    Si queréis saber más, estamos en

    1. Mucha gracias por vuestra aportación!
      Me alegra ver que hay muchas personas interesadas en reducir la distancia entre la universidad y la empresa. Os animo a seguir trabajando para que nuestros jóvenes universitarios se incorporen con éxito al mundo laboral.

  2. sin duda muchas universidades españolas mantienen estos errores, todos o parte de los que señalas. Pero vale la pena destacar que algunos de esos errores derivan de problemáticas más amplias (por ejemplo, la estructura industrial / de servicios del país; la política de creación de universidades públicas de hace unas décadas; la falta de interés de las empresas por poner lo que falta para que las prácticas sean de utilidad…). Y hay universidades (privadas y también públicas) que se están esforzando por cambiar y mejorar todo lo que señalas. No seamos derrotistas.
    Por cierto, la U de Barcelona es pública. No entiendo qué quieres decir cuando afirmas que en el sistema público español no figura ninguna de las universidades más presigiosas del mundo.

    1. Gracias por tu comentario Eva!!
      Estoy de acuerdo contigo de que hay varios factores que han llevado a la actual situación de la universidad española. Me alegra ver que tienes una actitud positiva para mejorar y potenciar todo lo que hacemos bien ahora mismo. Soy consciente de que se está avanzando por el buen camino, pero no podemos conformarnos.
      Respecto a la Universidad de Barcelona, permiteme compartir contigo la última actualización del ranking Shanghai: http://www.shanghairanking.com/es/World-University-Rankings-2014/Spain.html
      La UB es la mejor situada de España pero aún así está por encima de la posición 151. Yo creo que tenemos potencial para mejorar el prestigio de nuestras universidades.

    1. Gracias por tu comentario

  3. Muy de acuerdo con lo que comentas, pero el ranking en cuestión no contempla esas variables sino una serie de indicadores q sin inversión serían imposibles de alcanzar. Si el profesorado de élite se dedica a publicar, estar de congresos pero solo pensando en su curriculum y promoción, difícilmente nos acercaremos a los problemas de la sociedad y del sector productivo concreto. Por desgracia esta es la tendencia de ministerios, comunidades autónomas, rectores y catedráticos.
    Hace falta un cambio de mentalidad y de objetivos en el que el profesorado se va a sentir muy incomodo.

    1. Muchas gracias por tu aportación!!

  4. Hola Diego. He de decirte, que me parece bastante acertada, la radiografía que presentas del panorama universitario nacional. Especialmente reseñables, son dos de las cuestiones que has expuesto. Por un lado, la sideral distancia que existe entre los planes de estudio de las diferentes universidades, con respecto a la realidad que demanda el mercado laboral. Por otro, la mala conexión entre teoría y práctica, escasas facilidades para realizar la transición universidad-empresa con éxito.
    ¡Saludos!

    1. Muchas gracias!

  5. Lo que se destaca como pecados universitarios son factores empatados con el objetivo original de la educacion popular o de masas, que es el de preparar fuerza de trabajo para la produccion de bienes y servicios para el consumo de la sociedad, es decir, para los clientes. Podran decir que es una vision reduccionista o reducida, en todo caso, sin embargo, la mayoria de los que hemos pasado por una institucion de educacion superior estamos formados, desde el seno familiar, para buscar un empleo, tener un patrón, y desquitar un salario, que, la mayoria de las veces no es suficiente. La diferencia seria convertirnos en el bien o servicio que el cliente necesita para resolver sus retos de producción y de mercado. Entonces la universidad, debe ser reformadora hacia el pensamiento emprendedor o debe seguir formando fuerza laboral con títulos?.

    1. Interesante reflexión Marcial. Gracias por compartirla!

  6. Hola:

    Hemos abordado recientemente en nuestro blog este tema, pero desde otra perspectiva: ow.ly/Sgaqs.
    Estamos, por tanto, de acuerdo con las deficiencias universitarias expuestas en el artículo, pero creemos que el problema es mayor aún, puesto que los estudiantes que acuden a ellas no son conscientes de que estos problemas constituyen deficiencias en sus carreras profesionales y a las empresas que los contratan no parece importarles demasiado sus carencias, siempre que, a cambio, cobren poco. Es un problema social grave, que requiere tomar las decisiones adecuadas por parte de todos los agentes que intervienen en el mercado.

  7. Por supuesto que se debería mejorar el sistema educativo, pero también deberían cambiar las empresas y mucho. Lo que no se puede permitir es que miles de estudiantes sufran año tras año el síndrome del eterno becario. Basta ya de abusos y de acabar con las ilusiones de muchos jóvenes que sólo buscan construir su propio futuro.

    1. Tienes razón María. Hay empresas que aún no entienden que las prácticas son para el desarrollo profesional del estudiante, no para ahorrarse un puesto de trabajo.

  8. Hola Diego:

    Estoy completamente de acuerdo con lo que expones. Precisamente acabo de escribir un post (bit.ly/1N6nA3l), comentando las razones por las que uno se lo debe pensar dos veces antes de proseguir sus formación en la universidad. Esta institución ha sufrido un deterioro paulatino durante los últimos años, que unido a otros motivos, no hacen de la universidad una opción muy atractiva para conseguir un empleo.

    ¡Saludos!

  9. Hola, simplemente, matizar que la redacción inicial, creo, puede causar confusión: ‘la Universidad de Barcelona es la más prestigiosa de España según el ranking Shanghái (está entre las 200 mejores del mundo). Esto significa que en el sistema público universitario español no figura ninguna de las universidades más prestigiosas del mundo. ” Si està la de Barcelona ¿no hay ninguna española?
    Un saludo.

    1. Gracias Tomàs! Todo depende de si consideras que una posición cercana a las 200 es de suficiente prestigio o no. Yo considero que las universidades prestigiosas son las del top 10, pero es una valoración subjetiva y puedo entender que tengas otro punto de vista diferente.

  10. Visitor Rating: 5 Stars

  11. Hola Diego,
    antes de nada, quiero darte la enhorabuena por tu artículo.
    Si bien es cierto que las universidades, y entidades anexas a las mismas ( fundaciones, proyectos, etc … ) cada vez se están poniendo mas “las pilas”, si que es cierto que aún les queda un trecho por recorrer si quieren que el alumnado esté mas próximo al mundo empresarial real.
    Como ejemplo, comparto mi experiencia actual como formador para varios proyectos que, precisamente, se realizan en entorno universitario.
    Mi especialidad es el desarrollo en habilidades comerciales algo que, a día de hoy, toda persona que vaya a desarrollar un proyecto ( por cuenta ajena o propia ) necesitará si o si.
    No te puedes ni imaginar la cantidad de ocasiones en las que, al terminar una sesión formativa, me preguntan “¿ por qué no incluyen esta materia en las impartidas en el curso lectivo ?”.
    Espero que, en algún momento, se acepte el explorar el desarrollo de materias, como las habilidades comerciales, que necesitarán en el mundo empresarial actual si o si.
    Un saludo,
    Felipe García

    1. Muy buena reflexión Felipe!! No podría estar más de acuerdo en que es necesario que la universidad ayude a desarrollar habilidades profesionales como la venta.
      Gracias por seguirnos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.