infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

La gestión del tiempo es una de las claves para conseguir tus metas vitales, tanto en el trabajo como en tu vida personal.

Actualmente todos vivimos muy sobrecargados de trabajo. Peor sólo tienes 24 horas al día. Es en estas circunstancias cuando una buena gestión del tiempo te permite conseguir objetivos que si no serían imposibles alcanzar.

Tanto si eres un emprendedor como si trabajas para una empresa, la gestión del tiempo eficaz es imprescindible. Y para conseguir llevar a cabo esta difícil labor te presento el sistema “Just Doing Right” de Juanma de la Rosa.

Gestión del tiempo con el sistema “Just Doing Right”

Juanma de la Rosa ha desarrollado una metodología muy interesante para optimizar la gestión del tiempo. Se llama “Just Doing Right”. Según explica en su libro El verano de 10 meses, la productividad personal se basa en tres pilares: vive ahora, prioriza tu vida y gestiona la procrastinación.

Diseño página web

La idea principal del sistema “Just Doing Right” es que para gestionar mejor el tiempo no hay que simplemente ser más eficiente. No se trata de hacer las tareas de forma más rápida y así conseguir abarcar más trabajo.

Lo verdaderamente importante es conseguir tus objetivos marcados. Pero a la hora de alcanzar estos objetivos no se puede hacer de cualquier forma. Es imprescindible alcanzarles sin estrés. Si no, este sistema no sería sostenible en el tiempo.

En definitiva, el sistema “Just Doing Right” te devuelve el control en tu vida.

Vive el ahora

Se trata de aplicar el famoso dicho del “carpe diem” y aprovechar el momento. En eso consiste el pilar de vive el ahora.

Vivir el ahora tiene muchas ventajas. La principal de todas es que te ayuda focalizar tu atención en lo que haces en cada momento. Libera a tu mente de las preocupaciones de otras cosas que pueden rondar tu cabeza.

Por ejemplo, si estás hablando con tu mujer, asegúrate de que estás prestando atención a la conversación. De nada te sirve que te pongas a pensar en todo el trabajo que tienes pendiente. No vas a avanzar nada de trabajo en esos momentos y probablemente se moleste tu mujer porque no la estás escuchando. Es decir, antes tenías sólo una preocupación (el trabajo pendiente) y ahora tienes dos (el enfado de tu mujer). Y todo por no vivir el ahora.

Además, si vives el ahora reducirás tu nivel de estrés. Eso de intentar hacer mil cosas al mismo tiempo no funciona.


Prioriza tu vida

Antes de matarte a trabajar en cada tarea que caiga en tus manos, párate a pensar para qué lo haces. Se trata de que priorices tu tiempo en aquellas cosas que son realmente importantes para ti.

Al priorizar tu tiempo en los asuntos realmente importantes conseguirás una gran satisfacción porque estarás más cerca de alcanzar tus metas personales y profesionales.

Muchas veces nos vemos arrollados por la rutina. Vamos ejecutando una tarea tras otra. Sólo al final del día consigues un poco de tiempo para dedicarlo a eso que para ti es tan importante. Puede ser un proyecto personal, desarrollar nuevas habilidades o pasar más tiempo con tus hijos. Tú eres quien prioriza lo que es importante en tu vida.

Para salir de esa espiral de tareas rutinarias, debes de priorizar lo que es importante en tu vida. Esas tareas las deberías de realizar al comenzar el día. Así te aseguras que tienes tiempo para hacer lo realmente importante.

¿Y qué hago con las tareas rutinarias que tienen que ser hechas? Tienes varias opciones: delegar, simplificar o eliminar. Elige en cada caso la opción más apropiada.

Posicionamiento web

Gestiona la procrastinación

Todos somos humanos, y a veces cuesta mucho ponerse con las tareas más laboriosas y aburridas. Puede que sean importantes para alcanzar tus objetivos y por eso las hayas priorizado. Pero eso no quita que te dé pereza ponerte con ellas. Eso es la procrastinación.

Procrastinar es dejar para otro momento cosas que deberías de hacer ya. Normalmente se posponen las tareas bajo la excusa “aún tengo tiempo”.

Este es un clásico entre los estudiantes. Muchos se pasan el año procrastinando hasta el día antes del examen. Entonces se tienen que pegar la paliza a estudiar, pasarse la noche sin dormir si hace falta y tratar de salvar los trastos de la mejor manera posible.

Una de las claves para reducir la procrastinación es ser más disciplinado. Hay que dejar a un lado el placer momentáneo y ponerte con las tareas que te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

 

Los principios que hemos revisado son sólo los cimientos del sistema “Just Doing Right”. Si quieres conocer cómo construir la casa completa que te permita gestionar tu tiempo de una forma mucho mejor, te animo a que leas el libro El verano de 10 meses. Se lee en un momento y es una guía de fácil seguimiento para aplicarlo a tu vida personal y profesional.

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.