infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

A la hora de buscar nuevas formas de introducir en la empresa una dinámica de mayor éxito y buenos resultados, es interesante que los CEO tengan en cuenta la oportunidad de adoptar un modelo ERP. Este concepto se ha extendido con gran solidez entre todo tipo de negocios y se ha transformado en una tendencia de éxito dentro de multitud de sectores, proporcionando a los directivos una buena manera de garantizar el crecimiento.

El ERP (Sistema de Planificación de Recursos Empresariales) recoge un sistema con el cual se adopta una sola herramienta que concentra las necesidades de todos los departamentos de la empresa. Su correcta aplicación puede llevar a disfrutar de unos resultados excelentes dentro de las propias previsiones realizadas sobre el papel, aunando recursos y permitiendo disfrutar de un proceso mucho más organizado y coordinado entre todos los trabajadores.

El valor de adoptar esta tendencia

La pregunta que se hacen muchos ejecutivos al frente de grandes y pequeñas compañías es si introducir un modelo ERP acabará beneficiando a su negocio o si solo será una distracción. Importantes casos recientes se han ocupado de demostrar que ahora mismo es la mejor manera de aportar orden, estabilidad y crecimiento a los negocios, lo que lleva a que de forma indudable sea algo a recomendar. Más allá de permitir poner en orden a los distintos departamentos y coordinarlos para alcanzar una serie de resultados de éxito, el ERP dispone de otros aspectos positivos que no se deben dejar pasar de lado y que decantan la balanza a su favor.

Por ejemplo, para aquellas empresas que estén preocupadas por si el ERP significará invertir una gran cantidad de presupuesto en ello, hay que asegurar que en contraposición a esto, su coste puede ser muy reducido. En realidad, se ajusta proporcionalmente a las necesidades que tengan las empresas, dado que estas tendrán capacidad para tomar una decisión sobre qué herramientas o módulos necesitan en su entorno para progresar. Hay diversas opciones y esto ayuda a que cada negocio pueda poner los límites allí donde crea necesario, puesto que ante todo, el ERP es un sistema personalizable que ofrece exactamente lo que en cada caso se requiera.

Posicionamiento web
Diseño página web

Así mismo, el impulso organizativo que proporciona el ERP para la empresa resulta crucial en diversos aspectos. Que todos los departamentos trabajen en armonía, que aprovechen la sinergia que existe entre ellos y que avancen al mismo ritmo ofrece un salto cualitativo enorme para cualquier negocio. Al tener todos los procesos más optimizados y organizados los miembros del equipo serán capaces de ahorrar tiempo, ser más productivos y llegar a derivar en el inicio de procesos de trabajo más innovadores. Una empresa que ha alcanzado un alto nivel de estabilidad y que no depende de vigilar que sus distintos departamentos actúen de forma adecuada o de supervisarles de manera constante es capaz de dar inicio a más proyectos que le proporcionen rentabilidad a corto y largo plazo.

ERP

Buscando la productividad

En relación a esto las empresas que confían en los ERP alcanzan uno de sus grandes objetivos, uno que ha preocupado a todo tipo de compañías en los últimos años: alcanzar la automatización. Cada vez se trabaja más con la intención de que los procesos repetitivos que no necesitan la atención de los empleados se automaticen para incrementar la productividad y exprimir el potencial de cada miembro del equipo en áreas en las que son más fuertes. Es algo que garantizan los sistemas ERP y que también ayuda a que mejore el ambiente en la oficina, dado que los trabajadores que realizan menos acciones repetitivas son siempre más productivos y están más satisfechos.

Por último, algo tan complejo como puede llegar a ser mantener la comunicación interna de la empresa en orden, se centraliza en una herramienta que lo condensa todo. Al permitir que todos los departamentos hagan uso de la misma herramienta se pueden reducir los problemas de compatibilidad, la creación de excesivas cuentas de usuario en todo tipo de programas y el que se llegue a crear una relación distorsionada entre los distintos departamentos.

Esto es solo el comienzo

Llegar a adoptar el potencial de un sistema ERP en su totalidad implica tener en cuenta otra serie de factores. Ahora que ya conocéis las bases de este modelo y la importancia que tiene introducirlo en las empresas, os invitamos a que leáis con atención lo que os presentamos en un eBook especializado que hemos redactado con el objetivo de informaros de todo y de resolver vuestras dudas. Con él lo llegaréis a saber absolutamente todo y estaréis listos para tomar una decisión sobre qué modelo de ERP es el más adecuado en vuestro negocio.

La guía se titula ¿Qué tipo de ERP es el adecuado para mi empresa? Y de forma muy práctica os ayudará a aprenderlo todo con ejemplos, una muy atractiva presentación y un temario en el que hemos volcado todo nuestro conocimiento con el objetivo de satisfaceros. Una vez apliquéis el ERP a vuestra empresa comprobareis que todo cambia en ella para un resultado mucho más eficaz.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.