infor@estrategiapractica.com | +34 655 31 97 91

Una buena auditoria SEO es el punto de partida para posicionar tu página web. Haciendo una auditoría SEO de tu sitio web puedes saber por qué tu página no está indexada, o por qué no consigues más visitas.

Auditoría SEO ¿Cuáles son los principales pasos?

En una auditoría SEO hecha en profundidad se debes analizar 5 aspectos de tu web:

  • Aspectos técnicos del SEO: todo lo relacionado con la correcta indexación de tu página
  • SEO on-page: acciones que deberías hacer dentro de tu página web para mejorar el SEO
  • SEO off-page: todas las señales externas que deberías tener en cuenta para mejorar tu posicionamiento
  • Calidad: del contenido y la navegación
  • SERP: auditoría de los resultados de búsqueda y comparación con la competencia

Ya te adelanto que las auditorías SEO profesionales lleva su tiempo (pero merece la pena). A continuación te voy a explicar todos y cada uno de los factores que debes de tener en cuenta para hacer una buena auditoría SEO en 2018.

Estos factores han sido comprobados científicamente por expertos en la materia. Puede que te parezcan muchos pero te aseguro que todos tienen un impacto en tu posicionamiento SEO.

Diseño página web

Aspectos técnicos del SEO

Lo primero que hay que revisar en una auditoría SEO son los factores técnicos. ¿Por qué? Porque si tu web no tiene estos factores técnicos optimizados puede que no recibas ninguna visita por mucho que te esfuerces con tu SEO y tu marketing digital. Una penalización técnica puede ser crítica para tu SEO.

Auditoría de página canónica

La página canónica hace referencia a la página de dónde es original cierto contenido. Es decir, imagina que en la web existen varias páginas con el mismo contenido. La página canónica es la web original y por tanto es la que se debe de llevar la mejor reputación.

Como seguro que sabes, Google valora mucho el contenido, y por tanto si Google cree que tu web tiene contenido original, esto te ayudará a mejorar en los rankings y por tanto estarás optimizando tu SEO.

Es muy fácil de comprobar si tu web está considerada como una página canónica. Lo único que tienes que hacer es revisar el código fuente de tu web.

En Crome, si pulsas el botón derecho te aparecerá la opción de “ver el código fuente de la página”. Busca por la palabra “canonical” y te aparecerá algo como esto:

Auditoria SEO

Normalmente la página canónica se corresponde con tu URL. En ese caso puedes estar tranquilo con este paso de la auditoría SEO. Lo que no quieres ver en el código de la página canónica son cosas raras como interrogantes.

Auditoría de rastreo

El rastreo es la capacidad que tiene Google de acceder y revisar cada una de las páginas de tu sitio web. Es el paso previo imprescindible para que Google indexe tu web. Y si tu web no está indexada, olvídate de aparecer en los buscadores y menos de tener un SEO optimizado.

 

¿Cómo puedo ver el estado del rastreo de mi web?

Muy sencillo, sólo tienes que ir a Google Search Console. Seguro que ya conoces esta herramienta gratuita que ofrece Google. Pero si no es así te recomiendo que actives tu cuenta lo antes posible.

Entra en “Rastreo / Estadísticas de rastreo” para ver cómo es el rastreo en tu web. Deberías de ver un gráfico como este:

Auditoria SEO

En el apartado de “Páginas reastreadas al día” debes asegurarte que ni los valores “alto” y “bajo” son cero. Si no rastrea ninguna página eso significa que tienes problemas. Puede ser que tengas problemas con la velocidad, la calidad o la frecuencia de actualizaciones realizadas en tu web.

También deberías de hacer la auditoría sobre cuanto tiempo tarda en cargar tu web. Eso lo puedes ver en el último gráfico llamado “Tiempo de descarga de un página (en milisegundos)”. Lo ideal es que esté por debajo de 1.000 milisegundos (1 segundo). Cuanto más tarde en cargar, peor va a ser tu ranking.

Auditoría SEO de indexación

Cuando Google indexa tu web, significa que ya aparece en los resultados de búsqueda. Pero Google no indexa todas las páginas que se publican en internet. Si la página tiene contenido duplicado o de baja calidad, Google aplica un filtro para evitar que haya webs innecesarias en los términos de búsqueda.

Para hacer la auditoría sobre cuantas páginas tienes indexadas, simplemente ve a Search Console en el apartado “Índice de Google / Estado de indexación”.

Auditoría de respuesta del servidor

Una URL correcta responde en el servidor con un código 200. Si la web ha sido movida te responderá con un código 300 (o 300 y algo). Esta respuesta también es correcta.

El problema empieza a aparecer cuando recibes un código 400 (o 400 y algo). Eso significa que esa página no está actualmente disponible. El caso más típico es el error 404.

El peor de los casos es cuando recibes un código 500 (o 500 y algo). Hace referencia a un error en el servidor. ¡Ojo! Si tienes muchos errores de este tipo en un corto periodo de tiempo Google puede des-indexar tu site al completo. Es una de las peores cosas que pueden ocurrirle a tu SEO.

Para comprobar cuál es la situación de tu web vuelve a Google Search Console para hacer la auditoría. En concreto en el apartado “Rastreo / Errores de rastreo” puedes ver si tienes algún tipo de problema con los errores 400 y 500.

Auditoría de parámetros de URL

En ocasiones un sitio web puede publicar el mismo contenido mediante URLs diferentes introduciendo parámetros en las URLs. Ten cuidado porque esto ocurre a menudo con las tiendas virtuales.

Estos parámetros de URL son del tipo “?=”, “id=”, etc. Google interpreta estos cambios como si fuesen URLs completamente diferentes pero que ofrecen el mismo contenido.

Este es un problema porque como hemos visto antes a Google no le gusta que haya duplicación de información en Internet. Y por tanto si tu web presenta este tipo de problemas es posible que Google te penalice. Por eso deberías de evitar este tipo de situaciones para optimizar tu SEO.

Para hacer la auditoría de cómo es la situación de tu sitio web tienes que ir una vez más a comprobarlo en Google Search Console. Lo puedes revisar en “Rastreo / Parámetros de URL”. Te mostrará todos los parámetros de URL que tengas. Si tienes muchos es cuando tienes que empezar a preocuparte. Si no te muestra ningún error, lo mejor es que lo dejes como está.

Auditoría de robots.txt

El fichero “Robots.txt” es un archivo que está en el servidor que le da indicaciones a las arañas de búsqueda sobre que direcciones y páginas deben o no rastrear.

El problema es que a Google no le gusta que le bloqueen el acceso a la información de los sitios web. Y si Google no está contento con tu site, te lo hará saber penalizándote con un peor ranking. Esto puede hacer polvo a tu SEO.

Si quieres ver qué información aparece en tu fichero “robots.txt” lo tienes muy fácil. Tan sólo tienes que añadir “robots.txt” a la dirección de tu web que aparece en el navegador. Por ejemplo si la URL de tu web es “www.web.com”; para ver el archivo “robots.txt” sería “www.web.com/robots.txt”.

No tienes que preocuparte si en el fichero robots ves códigos como “disallow:”, “allow:/” o “404”. En esos casos Google está rastreando correctamente tu sitio web.

Para saber si estas bloqueando el acceso a Google en alguna página puedes comprobarlo en Google Search Console: “Índice de Google / Recursos bloqueados”.

Auditoría de geotargeting o geoposicionamiento

El geotargeting le dice a Google en qué país tu web se debería de posicionar mejor.

Para revisar si te estas posicionando correctamente para tu país de preferencia sólo tienes que mirar (una vez más) Google Search Console. Lo puedes revisar en “Tráfico de búsqueda / Segmentación internacional”. Puedes revisar las dos pestañas: Idioma y País para ver si estás posicionándote en las zonas que quieres.

Ten en cuenta que el país que escojas se va a ver beneficiado en los rankings. Sin embargo, en todos los demás países te vas a ver perjudicado. Así que está en tu mano elegir lo que te conviene más para tu SEO.

Servidor hackeado

Frecuentemente oímos noticias de grandes empresas que han sido hackeadas. Obviamente si las empresas más potentes tienen el riesgo de ser hackeadas, tu web también puede sufrir uno de estos ataques.

Para comprobar si estas siendo hackeado puedes verlo en Google Search Console. Para hacer esta parte de la auditoría SEO, revisa el apartado “Problemas de seguridad”. Hay te aparecerán los avisos correspondientes a los ataques de los hackers.

SEO On-page

El SEO on page o SEO on site es el conjunto de aspectos internos a tu web que ayudan a su posicionamiento. La principal ventaja es que lo puedes cambiar tu mismo.

Etiquetas SEO

Para posicionar una palabra clave tienes que utilizar las etiquetas. Pero, ¿qué son las etiquetas? Las etiquetas son elementos del código de programación que Google utiliza para entender y estructurar el código de tu web.

Hay muchos tipos de etiquetas. Por ejemplo título (“title”), párrafo (“p”) o encabezados (“h1”, “h2”, “h3”, etc).

Está demostrado que para posicionar una keyword o palabra clave lo mejor es seguir la siguiente estructura:

Debe de aparecer tu palabra clave en el nombre de la página, el título, el encabezado H1 y dentro de las primeras 100 palabras del cuerpo de tu texto.

Es recomendable que la palabra clave sea exactamente la que deseas posicionar. No es el momento de introducir variaciones sintácticas. Si quieres posicionar la palabra clave “bicicletas de montaña” no te sirve igual si pones “bicicletas de montaña en Madrid”.

¡Pero ojo! No repitas la misma palabra en la misma etiqueta. Eso no te va a ayudar en tu SEO. Lo que puedes usar es sinónimo.

Densidad de palabras clave

La densidad de palabras clave hace referencia al número de veces que aparece una keyword dentro de tu texto.

Puede que pienses que cuantas más veces aparezca esa palabra clave mejor será para tu posicionamiento. Sin embargo no es así. Según varias auditorias han demostrado, tienes que tener en torno a un 50% más de palabras clave que las webs con las que compites.

Por ejemplo si la palabra clave “bicicletas de montaña” aparece 4 veces por término medio en  las web de tus competidores, tu web debería de usar esta palabra clave aproximadamente 6 veces.

Para comprobar la densidad de palabras clave puedes utilizar herramientas como www.serpworx.com. Es de pago pero muy útil. Otra herramienta es SEO Page Optimizer (gratuito), pero es algo más complejo de usar e interpretar.

URL keyword

El uso de la palabra clave en la URL era una de las prácticas más populares del SEO de hace años. Por eso, antes la gente se mataba (mejor dicho, pagaba grandes sumas) por tener dominios con la palabra clave exacta. Por ejemplo si te dedicas a vender bicicletas de montaña tu URL podría ser bicicletasdemontaña.es.

Aunque las URL keywords han ido perdiendo fuerza, todavía son una ayuda en el SEO y el posicionamiento web.

Lo ideal es que tu palabra clave esté lo más cerca a la raíz de tu dominio posible. Por ejemplo bicicletasdemontaña.es es mejor que web.es/bicicletas-de-montaña.

Recuerda lo que hemos visto antes. Evita repetir tu keyword en tu URL como en las etiquetas.

Datos estructurados

Los datos estructurados son una serie de anotaciones que describen el contenido de tu web a los robots de rastreo. Este tipo de anotaciones ayudan a los buscadores a entender mejor el contenido de tu página y por eso te puede mejorar tu SEO.

Como estas etiquetas no son para los usuarios, estos no pueden verlas.

Para comprobar si tienes errores revísalo en Google Search Console “Apariencia en el buscador / Datos estructurados”.

Enlaces internos

Los enlaces internos son uno de los factores más importantes a la hora de posicionar tu página web. Le dice a Google cuáles son tus páginas más importantes. Además ayuda al buscador a entender mejor el contenido de tu sitio web. Por si esto fuese poco, pasa tráfico de una página a otra dentro de tu sitio web.

Para asegurarte de que estás haciendo bien los enlaces internos tienes que hacer una auditoria. Se trata de comprobar lo siguiente:

  • Tus páginas que más te interesan reciben el mayor número de enlaces internos.
  • Desde tu página de inicio enlazas a las páginas que más te interesan.

Una vez más puedes comprobar los enlaces internos en Google Search Console: “Tráfico de búsqueda / enlaces internos”.

Acciones manuales

Las acciones manuales es el eufemismo que utiliza Google para hablar de penalizaciones.

Estas penalizaciones ocurren por casos graves de spam, baja calidad de contenido, compra de enlaces y otras acciones típicas del black hat SEO.

Puedes comprobar la situación de las acciones manuales de tu web puedes en Google Search Console “Tráfico de búsqueda / Acciones manuales”.

Móvil

Desde 2018 Google está pasándose a un nuevo modelo de indexación donde primero se tiene en cuenta el uso de la web desde el móvil. Por lo tanto si tienes algún fallo en tu configuración para móviles, ahora te afectará mucho más al SEO.

Para auditar cómo se comporta tu web en los smartphones puedes revisarlo en Google Search Console “Tráfico de búsqueda / Usabilidad móvil”

Los aspectos más relevantes del SEO on-page son el uso de etiquetas SEO, la densidad de la palabra clave, la URL, los datos estructurados, los enlaces internos y si tu web tiene un diseño web responsive.

SEO off-page

El SEO off page son las técnicas encaminadas a conseguir mejorar el posicionamiento de tu web con acciones que realizas por fuera de tu web.

Redes sociales

Google rastrea el impacto de tu web en las redes sociales. Tiene en cuenta el número de visitas procedentes de redes sociales. También considera las veces que tus páginas son compartidas en Facebook, Twitter, LinkedIn, etc. El impacto en el SEO no es muy grande pero es positivo.

También Google tiene en cuenta que tengas un perfil activo en las redes sociales que referencie a tu web.

Puedes comprobar cuál es tu presencia en redes sociales desde Google Analytics (gratuito). Simplemente tienes que ir a “Adquisición / Medios sociales / Visión general”.

Recomendaciones

Las recomendaciones que puedas tener de tus clientes son también valiosas para el posicionamiento de tu web. Son especialmente relevantes para webs que buscan un posicionamiento SEO más local.

Estas recomendaciones se producen en Google my business, Amazon service review, Facebook, Trip Advisor, etc.

Para que las recomendaciones sean efectivas tienen que estar hechas correctamente. Por ejemplo si es una recomendación sobre uno de tus productos, la referencia tiene que ser a ese producto. Si por el contrario la recomendación afecta a toda la empresa, entonces debería de referenciar a la página principal.

Si tienes muchas recomendaciones o menciones negativas eso va a afectar a tus rankings.

Enlaces externos

Los enlaces externos es el aspecto más conocido del SEO off page. Ten en cuenta que hay dos tipos de enlaces externos:

Do-follow links (ayudan al SEO)

Son enlaces que dicen a Google que merece la pena seguir esa conexión. Es como darle un voto de confianza a esa otra página web. Cuanto más enlaces dofollow reciba tu web, mejor para tu posicionamiento. Estos son los enlaces externos más potentes para tu SEO.

No-follow links (no ayudan mucho al SEO)

Estos enlaces le dicen a Google que no tiene que seguir rastreando a la web que apunta. Ayudan también a mejorar el posicionamiento pero mucho menos.

Para saber cuál es tu situación con los enlaces externos puedes comprobarlo en Google Search Console “Tráfico de búsqueda / Enlaces a tu sitio”

CTR (Click Through Rate)

El CTR es el número de clics que consigue un enlace respecto a su número de impresiones. Este porcentaje se usa para medir si tu web aparece de forma atractiva en las búsquedas.

Es importante que consigas un CTR lo más alto posible. Por si sólo ya significa que te trae más visitas puesto que más personas clican en tu web. Pero además te ayuda a mejorar tu posicionamiento.

Puedes comprobar el CTR de cada una de tus páginas en Search Console “Tráfico de búsqueda / Analítica de búsqueda”. Si tienes algún CTR por debajo del 1%, significa que tienes algún problema posicionando esa palabra clave.

Calidad

Cuando hablamos de calidad nos referimos a si tus visitantes se quedan satisfechos cuando visitan tu web. Sino ten en cuenta que el algoritmo Panda de Google va a penalizarte.

Contenido

¿Cómo puedes saber si tu site es de calidad? Puedes verlo en Google Analytics “Audiencia / Visión general”. Aquí puedes ver el porcentaje de visitantes que vuelve a tu web. Cuanto más alto sea este porcentaje más calidad perciben tus visitantes.

Un dato a tener en cuenta es el número de páginas por sesión. Si les ha gustado la calidad de la página de entrada, seguirán navegando en tu web. Por lo tanto si estás muy próximo a 1, probablemente tengas que mejorar la calidad de tu sitio web para optimizar tu SEO.

Otra métricas que es importante en las auditorías SEO es la duración media de la sesión. Si apenas están unos segundos en cada página, eso significa que no han encontrado lo que buscaban.

Y finalmente la tasa de rebote. Te indica el porcentaje de visitas que no interactúan con la página. Es decir que nada más entrar salen de tu web. Si tienes un porcentaje alto al hacer la auditoría SEO, esto es también una señal de baja calidad.

Si quieres hacer la auditoría con más detalle puedes ir a “Flujo de usuarios”. En este apartado podrás ver cómo interactúan tus visitantes a través de tus páginas.

Diseño

A veces el problema de tu SEO no es el contenido sino como presentas tu página web. Revisa los siguientes aspectos para asegurarte de que tu diseño web es de calidad:

Auditoría del diseño

Se analiza el número de anuncios que muestras por pantalla. Si la publicidad ocupa más del 30% de la misma, es probable que debas reducirla.

Auditoría del primer vistazo

¿Tienes demasiada información irrelevante en el primer vistazo? Es decir, cuando un visitante entra a tu web, sin ni si quiera mover el ratón. ¿Es relevante lo que ve? Si no lo es, deberías de revisarlo para eliminar todo lo que sea superfluo.

Auditoría de los “Call to acction”

Asegúrate de que tienes unas llamadas a la acción adecuadas. Si lo que tratas es de vender tus productos, tiene que estar indicado de forma clara.

Auditoría de velocidad de carga

La velocidad de carga de tu web. Si tarda mucho en cargar eso es percibido como una web de baja calidad. Puedes comprobar la velocidad de tu web en webpagetest.org (gratuita).

SERP (Análisis de resultados de búsquedas)

La auditoría del SERP consiste en revisar dónde y cómo van a verse tus resultados de búsqueda. En otras palabras es un análisis de la competencia.

Posicionamiento web

Dependiendo de las palabras claves que quieras posicionar te puedes encontrar varios retos. Por ejemplo con los formatos enriquecidos o rich snippets. Estos fragmentos enriquecidos son los mapas, productos, anuncios y otros elementos que te salen de forma adicional al realizar una búsqueda.

En el caso de buscar “bicicletas de montaña” lo primero que te aparece es esto:

Auditoria SEO

También es común que en las primeras entradas están las grandes marcas con las que es muy difícil competir. Ten en cuenta que los sitios web más grandes se comportan mejor en los rankings. Por lo tanto te conviene comprobarlo en tu auditoría SEO.

 

Ya ves que una auditoría SEO puede ser compleja. Pero una vez que sepas cuál es la situación real de tu página web puedes tomar acciones para mejorar el posicionamiento.

Hacer una auditoría de posicionamiento web en profundidad te puede llevar más de una hora. Sin embargo es un tiempo muy bien invertido porque te ayudará a dedicar tu tiempo en las acciones que más pueden optimizar el SEO de tu web.

 

Diego Martin

Trabajo como consultor y he colaborado con empresas de varios sectores como industria, finanzas, tecnología, servicios profesionales, automoción, construcción, etc. Si estás pensando en potenciar tu empresa puedes ponerte en contacto conmigo en estrategiapracticainfo@gmail.com y en el 655 31 97 91

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.