Storytelling: presentaciones que cuentan una historia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las presentaciones pueden ser muy aburridas si nos basamos solo en datos y más datos. Una de las técnicas para que tus presentaciones tengan más vida es convertirlas en historias. Es la técnica del storytelling. A continuación te muestro un ejemplo de cómo funciona:

La presentación que cambiará la empresa

Teresa Hevia tenía por delante un gran reto. Era socia de HRK una consultora tecnológica y tenía que explicar a su equipo los retos para el próximo año. La presentación era especialmente importante porque tenían que explicar el cambio de rumbo de la empresa a los empleados.

Cuando fundaron HRK, la mayor parte de sus proyectos eran para desarrollar webs para empresas. Sin embargo en los últimos años este negocio había decaído. Por otra parte sus clientes les estaban pidiendo cada vez con más frecuencia que les desarrollasen apps para sus empresas.

El reto del gran cambio

El discurso de Teresa tenía que preparar a sus empleados para que estuviesen dispuestos a aprender nuevos lenguajes de programación y nuevas formas de trabajar. Si no conseguían adaptarse a esta nueva realidad del mercado era muy probable que HRK tuviera que cerrar en unos pocos meses.

Teresa sabía que para muchos de sus empleados este cambio era muy difícil. Llevaban trabajando en programación web desde que salieron de la universidad y un cambio ahora les iba a costar mucho. Había casos como el de Xavi, que llevaba 20 años programando y ahora corría el riesgo de quedarse en la calle. Pero todavía había esperanza, podía aplicar toda su lógica de programador al nuevo lenguaje. Si se adaptaba, todavía tendría una gran proyección profesional.

La presentación que estaba preparando Teresa tenía que construirse en torno a esta idea de cambio. Y tenía que explicar a sus empleados que podían actuar para modificar la situación actual. Que merecía la pena luchar por conseguir el nuevo escenario. Un futuro en el que HRK se convertiría en el referente en el desarrollo de apps de Tarragona.

Para finalizar su presentación Teresa tenía que reforzar el objetivo de esta transformación: relanzar la empresa dentro del mercado de las apps. Un destino en el que todos estarían mucho mejor. Con más estabilidad laboral, mayores posibilidades de expansión y con el hormigueo en el estómago que supone empezar algo nuevo.

Teresa tenía marcar de forma clara cuales eran los próximos pasos de este viaje. Iban a crear unas jornadas de formación para que los desarrolladores se familiarizasen con la nueva tecnología. Además habían buscado cursos para todo aquel que quisiera especializarse. El área comercial ya estaba trabajando en una nueva campaña para captar proyectos de apps interesantes y estimaban que pronto llegasen los primeros clientes.

La presentación de Teresa fue todo un éxito. Consiguió que la mayor parte de los empleados hicieran suyo este nuevo reto de la empresa.

Las claves del Storytelling

El secreto de Teresa para conseguir compartir sus ideas fue las técnicas de storytelling que utilizó en la presentación. Estos fueron los principales elementos:

  • El conflicto: En el caso de HRK el problema era que la tecnología web no era ya valorada por los clientes y tenían que buscar otro nicho donde especializarse. Tenían que aprender un nuevo lenguaje de programación y tenían que comenzar a trabajar de otra forma si querían que la empresa siguiera existiendo.
  • Contraste presente y futuro: Una vez planteada la situación actual, Teresa compartió con los empleados su visión de futuro. Un futuro en donde relanzarían la empresa entre todos, donde los empleados tendrían nuevas oportunidades de desarrollo, y donde se convertirían en todo un referente en el mundo de las apps. Un futuro que apetecía luchar por él.
  • El héroe: El protagonista de la presentación no era Teresa. Ella era simplemente una facilitadora. Los principales actores de la transformación que proponía eran todos y cada uno de los empleados. Ellos tenían el poder. El poder para transformar HRK y llegar al nuevo futuro.
  • Introducción, nudo y desenlace: toda presentación debería de tener esta estructura básica. De esta forma la audiencia es capaz de entrar en la historia con más facilidad. En la introducción se planteaba la situación actual. En el nudo se comparaba la foto actual con las ventajas de la foto futura. Y en el desenlaza de remarcaban los próximos pasos para llegar a ese nuevo destino.

Estos cuatro elementos de storytelling son comunes a cualquier gran presentación. Utilizando estas técnicas podrás contagiar a otros de tus ideas.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *