Método Delphi ¿Cómo trabajar en proyectos colaborativos?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uno de los principales retos para desarrollar proyectos colaborativos es establecer un método de colaboración sencillo. Siguiendo una metodología similar al método Delphi es posible analizar las principales áreas del proyecto y definir la estrategia que mejor le puede encajar al promotor del proyecto.

El método Delphi permite la colaboración e interacción de expertos aunque no se conozcan ni coincidan en el tiempo o espacio. El método Delphi se lleva utilizando durante décadas para canalizar la opinión de expertos y realizar previsiones. Con el desarrollo de las tecnologías de la información y las redes sociales, el método Delphi permite ir más allá. Ahora se pueden desarrollar proyectos colaborativos de consultoría estratégica de una forma muy eficiente.

Delphi

¿Cuáles son los principales perfiles?

El método Delphi es una forma estructurada de trabajo para crear un proyecto. Se desarrolla a través de cuestionarios rellenados en Internet, por lo que no es necesario realizar reuniones presenciales. Una de las partes claves para su éxito es la definición de los tres perfiles principales:

  • Promotores: Son los que plantean el proyecto. Su papel es especialmente importante a la hora de definir cuál es la problemática a solucionar o el reto a superar.
  • Facilitadores: Se encargan de coordinar el proyecto. Su labor es clave, y el éxito del proyecto depende en gran medida de su capacidad de sintetizar y canalizar adecuadamente la opinión de todos los expertos.
  • Expertos: Tienen conocimiento y experiencia relevante para el proyecto propuesto. Para conseguir una propuesta sólida es importante que su compromiso vaya desde principio a fin del proyecto.

¿Cuáles son las fases del método Delphi?

  1. Plantear el proyecto. Se trata de establecer cuál es el objetivo del proyecto. Esta fase debe ser definido por el promotor del proyecto.
  2. Seleccionar al facilitador del proyecto. Se encargará de gestionar las posteriores fases del proyecto y de sintetizar las respuestas. Puede ser una única persona o un equipo de trabajo.
  3. Crear el panel de expertos. El objetivo es crear un panel de expertos que puedan analizar el problema propuesto y ofrecer una solución. Se puede crear el panel de expertos mediante previa invitación o se puede anunciar el proyecto públicamente y permitir su participación a toda persona que considere que tiene algo que aportar.
  4. Descomponer el proyecto. ¿Cuáles son las áreas que hay que analizar para resolver el proyecto? Se trata de una pregunta abierta que los expertos deberán responder de forma breve y precisa. Se establece un plazo de varios días o semanas para que puedan analizar el proyecto en profundidad.
  5. Sintetizar las propuestas. Una vez acabado el plazo de respuesta, el facilitador sintetiza las respuestas facilitadas, las agrupa y las devuelve al panel de expertos.
  6. Analizar detalladamente el proyecto. De forma individual, cada miembro del panel de expertos podrá evaluar todas las áreas de análisis que el conjunto de panelistas han propuesto. De este modo cada experto asigna una puntuación a cada causa área identificada en función del grado de importancia para el proyecto.
  7. Buscar el consenso. El facilitador analiza las respuestas de los expertos. En los casos en los que haya un consenso en la valoración de las áreas de análisis más importantes se comunica a los expertos que esas áreas de análisis ya quedan cerradas. En los casos en los que no haya consenso se pedirá a los panelistas que argumenten sus respuestas o que cambien su valoración. Este proceso se puede repetir tantas veces como el facilitador estime oportuno. Cada vez que se reciban argumentos a favor o en contra de una propuesta, el facilitador lo compartirá con todos los expertos. Así cada experto puede replantear su posición con información que inicialmente puede que no habían considerado.
  8. Seleccionar las principales áreas de análisis. El facilitador escoge un número reducido de áreas de análisis y se lo comunica a los expertos.
  9. Proponer estrategia para cada área de análisis. ¿Qué estrategia debe seguir el promotor para mejorar en cada área de análisis? De forma similar a las fases 4-8, los expertos responden de forma abierta a la pregunta. Después se sintetizan las estrategias propuestas, se analizan detalladamente cada estrategia, se busca consenso y se selecciona las principales estrategias. En este caso las estrategias se evalúan con dos puntuaciones: La primera para evaluar el potencial de la estrategia propuesta. La segunda para analizar si la estrategia propuesta es accionable fácilmente por el promotor del proyecto.
  10. Finalizar el proyecto. El facilitador agrupa las principales estrategias propuestas, asegurándose que se mantiene la coherencia del proyecto y se da respuesta al objetivo planteado. Una vez que le comunica estas estrategias se da el proyecto por finalizado.

Una de las principales ventajas de este método es que se puede aplicar para prácticamente cualquier tipo de proyecto. Desde proyectos con una visión más generalista hasta los proyectos con un alto nivel de detalle. La clave de éxito de este tipo de proyectos es la involucración de los expertos. Con su conocimiento cualquier proyecto puede hacerse realidad.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *