Matriz de prioridades – Guía Práctica

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Optimizar los procesos de tu empresa es imprescindible para continuar siendo competitivo. Seguramente tengas en mente muchas mejoras que podrías llevar a cabo pero puede que tantas ideas te impidan entrar en acción. Por eso es bueno apoyarse en técnicas como la matriz de prioridades para ordenar las mejoras que quieres hacer en tu empresa.

La matriz de prioridades que te propongo se basa en dos ejes. Facilidad de implementar la mejora e impacto de la mejora. De esta forma obtenemos cuatro cuadrantes. Empezaremos con las mejoras que sean fáciles de implementar y tengan alto impacto en la empresa. Con esta matriz de prioridades puedes comenzar a optimizar tus procesos desde el primer momento y con la mínima inversión.

Matriz de prioridades para tu nuevo piso

Hace un año que sales con tu novia y la cosa parece que va en serio. Tanto que os acabáis de ir a vivir juntos a un piso que acabáis de alquilar. Sin embargo el piso no está exactamente como a vosotros os gustaría. Para decidir que mejoras lleváis a cabo al principio estáis siguiendo los pasos de la matriz de prioridades.

1. Hacer un listado de las oportunidades de mejora

Tu novia y tú tenéis muy claro las cosas que os gustaría cambiar del nuevo piso. Tanto es así que tenéis una lista de las oportunidades de mejora detectadas. Si tú no lo tienes tan claro puedes empezar con un brainstorming para generar ideas:

  1. Las paredes necesitan una mano de pintura
  2. Hay que avisar al casero que la lavadora no funciona bien
  3. No hay lavavajillas
  4. Hay que vaciar una habitación llena de cartones de la mudanza
  5. El piso no está limpio
  6. Las lámparas del baño sólo tiene una bombilla
  7. Los tiestos del balcón no tienen plantas
  8. El papel pintado de la habitación está deteriorado y sucio
  9. Cambiar los azulejos del baño porque son muy feos

2. Definir los ejes de facilidad e impacto

El eje de facilidad es una combinación entre esfuerzo en trabajo y dinero. Como se trata de un piso en alquiler, no os queréis gastar mucho dinero en acondicionarlo. Tampoco queréis daros grandes palizas trabajando en un piso que no es de vuestra propiedad. El corte entre fácil o difícil lo decidís poner en 100€ y 10 horas. Todo lo que sobrepase alguno de estos límites lo consideráis como difícil de implementar.

El eje de impacto es algo más subjetivo. Se trata de definir si cada una de estas mejoras va a hacer que viváis mejor en el piso de forma significativa. Para determinar si es de alto impacto tenéis que estar de acuerdo los dos.

Descubre qué va a tener un mayor impacto en tu restaurante. Informe clientes

3. Colocar las oportunidades en la matriz de prioridades

Ya tenéis el listado de oportunidades de mejora y los ejes definidos. Ahora simplemente tenéis que colocar cada oportunidad en la matriz de prioridades. En este caso ésta fue la distribución:

4. Establecer planes de implementación

Gracias a la matriz de prioridades ya sabéis por donde deberías de empezar:

  • Llamando al casero para que arregle la lavadora
  • Vaciando la habitación llena de cartones
  • Limpiando el piso

Estas tres medidas son muy fáciles de implementar y prácticamente a coste cero. Con unas pocas horas tendréis cada una de esta mejora concluida.

A partir de aquí podéis continuar con el resto de oportunidades de mejora fáciles pero de menos impacto, siempre y cuando creáis que merece la pena el esfuerzo.

Por último podéis decidir si os apetece dedicarle un fin de semana a pintar el piso o gastaros unos 400€ en un lavavajillas.

Las acciones de bajo impacto y difícil de realizar no merecen la pena llevarlas a cabo.

Con este sencillo método puedes priorizar las mejoras de tu empresa. Además lo puedes hacer de forma conjunta con otros socios y empleados involucrándoles en el proceso y la solución.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *