Más confianza, mejores resultados

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando tus empleados sienten que confías en ellos son capaces de conseguir muchas más cosas para tu empresa. Su productividad aumenta, la calidad de su trabajo mejora y tus ingresos también se ven beneficiados. Tus empleados van a colaborar más fácilmente unos con otros y lo van a hacer con mejor humor.

Si la confianza es tan importante para tus empleados, ¿cómo hacer para transmitírsela? Estas son las principales acciones para reforzar la confianza de tus empleados:

Reconoce sus logros:

Esta es una práctica muy sencilla y efectiva. El reconocimiento puede ser en privado o público. La ventaja de que sea público es que puede inspirar a otros a hacer su trabajo un poco mejor. También corres el riesgo de generar envidias, por lo que asegúrate que queda claro porqué alguien recibe un reconocimiento.

También es importante que los compañeros se reconozcan los logros unos a otros. Además de generar confianza, genera buen ambiente en tu empresa.

Ponles a prueba

Si les asignas un reto eso significa que tienes confianza en tus empleados. Un nuevo reto les va a hacer generar más adrenalina y estar mucho más enfocados. Un reto hace que el equipo tenga que trabajar de forma conjunta. Estas interacciones refuerzan las conexiones interpersonales y les ayuda a ganar la confianza de sus compañeros.

Pero recuerda que los retos tienen que estar bien definidos. El alcance debe de ser claro y conseguible. De lo contrario el reto propuesto tendrá el efecto contrario y desistirán incluso antes de empezar.

Déjales que hagan el trabajo a su manera

La autonomía es una consecuencia de la confianza. Si tus empleados ya saben lo que tienen que hacer, déjales que lo hagan como mejor vean. Seguramente te sorprendas y veas que las cosas se pueden hacer más eficientemente. El secreto es que ellos conocen su puesto de trabajo mejor que nadie porque le dedican muchas horas.

Este acto de confianza promueve la innovación en tus equipos. Así que no sólo aumenta la motivación y compromiso de tus empleados, sino que puedes ganar en productividad al mejorar tus procesos y productos.

Comparte información relevante

A menudo los trabajadores no pueden tomar las decisiones adecuadas porque no tienen información de la compañía. Asegúrate de que este no es el caso de tu empresa compartiendo tus planes estratégicos y tu visión de futuro. Así tus trabajadores sabrán que tienes confianza en ellos y en lo que puedan aportar.

Cuando existe falta de información, los empleados pueden sufrir estrés y perder el foco sobre sus funciones. Los trabajadores sustituyen la información por rumores y esto puede distraer mucho a tu equipo.

No escondas tus defectos

Sabes que no eres perfecto, así que no trates de parecerlo. Si te muestras tal y como eres tus colaboradores te verán como alguien en quien confiar. Esto te llevará a pedir ayuda en muchas ocasiones. Es más, seguro que tus colaboradores te sorprenden ofreciéndote ayuda.

Cuando dices a tus equipos que te cuenten algo que tú no conoces (y que crees que deberías de conocer), consigues involucrarles más en el trabajo. Es una buena forma de ganar credibilidad y hacerles más partícipes de la empresa. Todo esto ayuda a reforzar la confianza en tu organización.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *