Formación gratuita: aprende y crea valor

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desarrollar nuevas capacidades resulta imprescindible para cualquier profesional. Muchas veces los emprendedores se encuentran en la disyuntiva entre invertir en su empresa o en su educación. Por eso es llamativo el surgimiento de plataformas que ofrecen formación gratuita y de calidad. El secreto está en generar valor mientras aprendes.

El reto: traducir todas las páginas web

Luis von Ash, tenía la idea de romper con una de las principales barreras para acceder a contenidos de calidad en internet, el idioma. La mayor parte de las páginas web están en inglés y si no controlas este idioma, es como si no existiera este contenido para ti. Para que te hagas una idea, la Wikipedia en español contiene sólo un 20% de los artículos comparado con la versión inglesa.

Seguro que estás pensando que se puede traducir automáticamente cualquier cosa con el ordenador. Pero los ordenadores aún no están lo suficientemente desarrollados como para interpretar correctamente muchos de los textos. Por eso los traductores online suelen hacer traducciones un poco malas. Sin embargo los humanos somos capaces de interpretar las frases según su contexto y somos capaces de hacer traducciones que tienen más sentido.

Pero para traducir todas las páginas web, Luis necesitaría un gran número de traductores bilingües. Esto creaba dos problemas: por un lado no hay tantos traductores profesionales como para traducir todo este contenido en un plazo razonable; y por otro lado el proceso sería extremadamente caro. La solución pasaba por generar valor a los traductores aunque no se les pagase. Esto sólo es posible gracias al surgimiento de la tendencia actual a trabajar en proyectos colaborativos.

La solución: cursos de formación gratuita de idiomas

En el mundo existen millones de personas que quieren aprender un segundo idioma. Por ejemplo en EEUU más de 5 millones de personas han pagado más de 500 dólares por programas online para aprender otros idiomas. Así que Luis entendió que estos estudiantes podrían aprender un segundo idioma mientras traducían páginas web.

Luis pensó en unir los dos problemas: traducir la web y aprender un segundo idioma de forma que las dos actividades se beneficiasen mutuamente. Así, pensó en ofrecer formación gratuita y accesible a todo el mundo a la vez que traducían textos de páginas webs.

Este modelo de negocio es muy interesante porque democratiza el acceso al aprendizaje de idiomas puesto que se trata de formación gratuita. No es necesario pagar una matrícula o mensualidad y el alumno recibe una formación de calidad. Además, cada estudiante está ayudando a que Internet sea un entorno más accesible y con contenidos en distintos idiomas.

duolingo

Duolingo: aprende idiomas traduciendo

El sistema Duolingo que Luis creó funciona del siguiente modo. Los alumnos comienzan traduciendo pequeñas frases con construcciones gramaticales simples y palabras sencillas. Según van avanzando en el programa, la complejidad va aumentando. Una de las cosas que más motiva a los alumnos es que trabajan con contenido real y no con las típicas frases de manual como “My tailor is rich”.

Por otro lado, las traducciones son tan buenas como las profesionales. ¿Cómo se consigue este nivel de calidad?, con la traducción múltiple. Varios estudiantes traducen la misma oración. Si la mayor parte de las traducciones coinciden, se considera que esa frase está bien traducida. Así, la traducción colectiva hecha por los estudiantes tiene una calidad tan buena como la de los profesionales. Además, el sistema Duolingo puede indicar a los alumnos la traducción de cada una de las palabras (y sus acepciones) para que sea más fácil la traducción.

La base del modelo de formación gratuita

Este modelo de formación gratuita se basa en los mismos principios que las prácticas que muchos estudiantes universitarios realizan en empresas. La principal novedad es que Duolingo permite una mayor flexibilidad para el estudiante, pudiendo elegir cuando quiere conectarse y cuanto quiere avanzar. Además lo pueden hacer desde cualquier lugar sin desplazarse.

Si la formación gratuita de idiomas puede lograr traducciones profesionales, ¿qué se conseguiría aplicando este modelo a otras materias como gestión de proyectos, marketing o tecnología?

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *