Estrategia de película: La gran apuesta – Visitas de campo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para conocer la realidad de nuestra empresa y de su entorno no es suficiente conocer la evolución de las cifras. Por supuesto que ese análisis es imprescindible, pero no se debe renunciar tampoco a realizar un análisis cualitativo que nos ayude a entender esas cifras y la realidad que representan. Por eso es muy importante hacer visitas de campo.

Una de las grandes películas del 2015 fue La gran apuesta (The big short) donde se ilustran las causas de la crisis del 2007 y la burbuja del mercado inmobiliario. Además es una gran película para mostrar las ventajas de bajar a pie de calle y conectar con la realidad de la empresa y el mercado con visitas de campo. Gracias a este tipo de análisis Mark Baum, el personaje de Steve Carell, confirmó la existencia de la burbuja inmobiliaria y la generalización de las hipotecas basura.

Visitas de campo para confirmar la burbuja inmobiliaria

Mark Baum y su equipo deciden hacer unas visitas de campo para despejar sus dudas acerca de la existencia de una burbuja inmobiliaria y si deben invertir en su contra. Durante estas visitas de campo hablan con varios agentes hipotecarios y dueños de hipotecas que les explican su realidad.

Los agentes hipotecarios vendían a la semana unas 60 hipotecas, cuando hace unos años apenas vendías 10. Los agentes se sorprenden cuando les preguntan si alguna solicitud de hipoteca es rechazada. ¡Algo impensable para los agentes! Pero a Mark Baum toda esta información no le entra en la cabeza, e insiste preguntando si las hipotecas que venden no están verificadas. Los agentes se muestran un poco menos eufóricos y les confirman que el banco verifica las hipotecas de un días para otro. Para rematar preguntan a los agentes si sus clientes saben lo que están firmando. Uno de los agentes explica que sus clientes son inmigrantes que no saben lo que firman. El otro tiene otro tipo de clientes, está especializado en strippers. Esto descoloca tanto a Mark Baum que decide continuar allí su visita.

En una inusual entrevista con una bailarina, Mark Baum descubre hasta qué punto las hipotecas basuras están generalizadas y son insostenibles. La bailarina le cuenta que tiene hipotecas flexibles al igual que todo el mundo que ella conoce. Cuando Mark Baum le dice a la bailarina que con los tipos de interés subiendo, le va a ser muy difícil seguir pagando sus hipotecas. Y si los precios de sus casas no suben, ella no va a poder refinanciarlas y no va a poder pagar las mensualidades. Sorprendida, la bailarina le pregunta si esto puede pasar en todas sus hipotecas. ¡Tiene 5 casas y un piso!

Tras estas visitas Mark Baum queda completamente convencido de que existe una burbuja en el mercado inmobiliario que no puede tardar en explotar. Tras esta visita decide invertir en “short” es decir, para ganar dinero cuando la burbuja inmobiliaria explote.

Conoce la opinión de tus clientes de tu restaurante de primera mano. Informe clientes

Los retos de las visitas de campo

El objetivo principal de una visita de campo debe ser la de tratar de descubrir las causas que nos ayuden a definir un problema en nuestra empresa. En muchas ocasiones el reto es conseguir ver esa realidad. Para eso tenemos que salvar dos retos. Encontrar a las personas adecuadas y dejar que ellas te cuenten su realidad.

No siempre es fácil hacer las visitas de campo donde realmente podemos encontrar respuesta a nuestras preguntas. Es muy fácil caer en el error de realizar las visitas de campo donde nos viene mejor, por distancia, afinidad o costumbre. Pero esto nos llevaría a un sesgo y por tanto no encontraríamos la respuesta que estamos buscando.

En el caso de la película “La gran apuesta” Mark Baum hace un gran trabajo al hablar con personas claves para entender el alcance de la burbuja inmobiliaria. Si una bailarina de striptease tiene 6 propiedades con hipotecas y afirma que es una práctica habitual en su entorno, eso es significa que existe una burbuja inmobiliaria. Obviamente, con su trabajo actual no le va a ser posible pagar sus hipotecas en el largo plazo, y su agente que conocía esta situación, no ha dudado en darle crédito.

Por otro lado hay que dejar hablar a las personas que visitas. Es bueno que se sientan cómo y que no se tengan que pensar mucho su respuesta. En caso contrario pueden decirte lo que ellos creen que quieres oír, y no la realidad que estás buscando. De nuevo esto Mark Baum lo evita de forma magistral con los agentes que le cuentan confidencias sin mayor problema. Sin duda, los agentes hipotecarios no son conscientes de la gravedad de la situación y contestan a las preguntas sin dobleces.

Limitaciones de las visitas de campo

Una de las limitaciones de las visitas de campo es que las conclusiones son muy difíciles de generalizar. Vas a poder hablar u observar a un número limitado de personas. Es ahí donde un análisis estadístico robusto puede ser de más utilidad. El trabajo de campo te va a ayudar a definir ese análisis cuantitativo y a interpretarlo correctamente. La combinación del análisis estadístico y las visitas de campo, hacen que Mark Baum se convenza de que pronto va a estallar la burbuja inmobiliaria.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *