¿Cómo convertirte en un mejor líder?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando estás al frente de un equipo tienes la responsabilidad de convertirte en un líder para ellos. No es nada fácil y tendrás siempre retos que superar. Por eso tienes que saber cómo enfocar tus esfuerzos. Te recomiendo que te focalices en obtener pronto resultados, solucionar conflictos y crearte una buena reputación. Así podrás convertirte en el líder que quieres ser.

Consigue resultados ¡YA!

Como líder tienes que demostrar tu impacto en la empresa desde el primer día. Si no eres capaz de traer pronto resultados, tu posición se irá poniendo en cuestión, ya sea por parte de otros socios, colaboradores, inversores, proveedores, etc.

¿Pero cómo demuestras tus resultados? Midiéndolo todo. Ten en cuenta que si algo no lo puedes medir, no lo puedes mejorar. Y mucho menos puedes hacer ver a otras personas que lo estás mejorando. Existen multitud de formas de medir los resultados: desde los más sofisticados como un cuadro de mando hasta los más sencillos como los gráficos de control. Si el problema es que no encuentras una buena métrica para medir los resultados, quizás lo puedas medir con una encuesta.

Soluciona conflictos

Para que un equipo goce de buena salud, tiene que haber momentos en los que no todo el mundo esté de acuerdo. Así se consigue abrir los debates y encontrar soluciones innovadoras. Sin embargo, si no se manejan bien estos momentos de discusión pueden aparecer los conflictos. Y una organización llena de conflictos puede hacer que el ambiente de trabajo sea irrespirable.

Tu responsabilidad como líder es manejar este tipo de situaciones y encauzar los conflictos de tu equipo. Puedes encontrarte con conflictos internos de tu equipo o con otras personas de fuera de tu ámbito de influencia. En ambos casos tu labor debe pasar por entender realmente los motivos del conflicto y tratar de buscar una solución. Para ello trata de conocer las motivaciones de cada una de las partes. Pregúntales y analiza la situación desde varios puntos de vista. Una vez que tengas toda la información necesaria,… ¡actúa y para el conflicto! Si lo necesitas, también puedes apoyarte en terceras personas para conseguir más objetividad.

Créate una buena reputación

La ventaja de tener una buena reputación es que los demás confían en ti. Construir una buena reputación se consigue con el trabajo de mucho tiempo y corres el riesgo de echarla a perder a cualquier fallo. Por eso tienes que tener en cuenta este factor cuando estés tomando decisiones como líder.

Incluso si haces todo de la mejor forma posible, tarde o temprano te verás envuelto en alguna crisis. ¿Qué hacer en esos momentos? Tienes que atender las crisis de inmediato y de forma transparente. Habla con tus colaboradores, socios, clientes, etc. para explicarles que pasos estás tomando para solucionar la crisis. Tan importante como comunicar la solución es llevar a cabo tus compromisos. Gestionar con diligencia una crisis puede reforzar tu imagen de líder.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *