¿Cómo conseguir tus sueños?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Cuáles son tus sueños? Seguro que te gustaría conseguir que se cumplieran. Esa es la parte más difícil de los sueños, tratar que se cumplan. Pero no es tan difícil si tienes en cuenta estos 3 sencillos consejos:

Trabaja por tus sueños

Olvídate de conseguir tus sueños de la noche a la mañana. Conseguir lo que sueñas requiere mucho tiempo y trabajo y tienes que ser consciente de ello. Como decía Picasso, “que la inspiración me pille trabajando”.

Seguro que has oído casos en los que hay gente que ha tenido un éxito repentino. A parte de que tu sueño sea que te toque la lotería, seguramente te falten los detalles de esa historia de éxito. Lo normal es que antes de conseguir un gran éxito se suelen obtener varios fracasos. Pero no desesperes porque todo va encaminado a que finalmente consigas tus sueños.

Ten en cuenta que todo cuenta. Todos los aprendizajes que has tenido en la vida te van a ayudar a conseguir tus sueños. Por eso lo único que puede hacer es trabajar por ellos.

Toma tus propias decisiones

Tu familia y amigos seguro que quieren ayudarte a conseguir tus sueños, pero al fin y al cabo eres tu quien tiene que tomar las decisiones. Esas decisiones pueden marcar tu vida y no puedes dejar que nadie decida por ti.

Tomar decisiones no es fácil y te vas a equivocar muchas veces. Pero es aún peor si además de equivocarte sientes que tú no tienes el control. Lo bueno es que también se aprende a tomar decisiones ágilmente.

Si tomas tus propias decisiones no puedes echar la culpa a los demás. Vale puede que la situación económica sea complicada. Puede ser que la competencia sea feroz. O incluso que no encuentres a los socios adecuados. Pero en cada caso tú puedes hacer algo al respecto, así que asume tu responsabilidad y saca tus sueños adelante.

Nunca es suficiente

Si tienes un sueño y le cumples pronto tendrás uno nuevo. Lo importante no es llegar, sino el camino que recorres hasta conseguir tus sueños. Si por el camino consigues hacer cosas bien, entonces tienes una excusa perfecta para celebrarlo. Pero si algo no ha salido como esperabas, no desesperes. Aprende de la situación y no cometas el mismo fallo. De esa forma el camino será parte de tu sueño.

Si tu sueño es retirarte a vivir de las rentas en cuanto tu idea tenga el suficiente éxito, quizás te estés engañando a ti mismo. Si eres ambicioso, nunca tendrás suficiente éxito. Siempre querrás más. Es mejor que lo tengas en cuenta desde el principio para que disfrutes del camino y no sólo con el destino.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *