¿Cómo puedo promocionar mi pueblo?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Promocionar pueblos y ciudades es siempre un reto para los ayuntamientos y empresas del sector. El turismo hace crecer las ventas de los comerciantes, restaurantes y hoteles, creando puestos de trabajo en zonas rurales. La publicidad tradicional puede ser inaccesible para muchas poblaciones por la alta inversión que supone, pero hay estrategias alternativas. Desde colaborar con la producción de una película extranjera, hasta la creación de eventos en formato documental, sin olvidarnos de los concursos gastronómicos.

La Tomatina de Bollywood

Una de las cosas que más me sorprende de mis amigos de la India es las pocas cosas que conocen de España. No les juzgo, seguro que ellos piensan lo mismo de los españoles. Pero lo que me sorprendía aún más es que conocían la Tomatina de Buñol. ¿Cómo un pequeño pueblo de Valencia había conseguido esa fama en la India? La clave es Bollywood. En 2011 se grabó la película “Sólo se vive una vez”, en donde tres amigos viajan por España visitando la Costa Brava, Sevilla, Pamplona y como no, la Tomatina de Buñol.

Más de 70 millones de personas vieron esta película y los espectadores se quedaron impactados con esta guerra de tomates típica de Buñol. El éxito fue tal que se pasó de 70.000 a casi 200.000 turistas indios que visitaron España de un año para otro. El éxito fue posible por la colaboración de Turespaña y el ayuntamiento de Buñol con la productora de la película. No solo se promocionó esta fiesta sino que ayudó a posicionar la marca España en la India.

A veces es difícil conseguir que todo salga tan bien como en esta película: éxito de espectadores, buena imagen, colaboración institucional… por eso el impacto fue tan brutal. Pero se puede adaptar este concepto a diferente escala en muchos otros pueblos de España para atraer visitantes extranjeros.

Un concurso culinario que abre mercados

Muchos turistas viajan para disfrutar de recetas especiales, platos tradicionales y postres autóctonos, pero ¿qué pasa si tu pueblo no tiene ninguna comida típica de renombre? Esto es lo que pasaba en Cuéllar, un bonito pueblo de Segovia que convocó un concurso gastronómico para escoger el que sería el dulce típico de la localidad. El ganador fue Delicias Cuéllar con una pasta hecha con productos típicos de la zona como piñones y achicoria. Además tiene forma de adoquín, haciendo un guiño al arte mudéjar que predomina en Cuéllar.

delicias_de_cuellar

La idea inicial era vender este dulce en varios establecimientos del pueblo para potenciar las compras de los turistas. El éxito fue tal, que pronto empezó a venderse esta pasta por otras poblaciones de Castilla y León.

El turismo también ayudó a expandir las ventas de Delicias Cuéllar aún más. Uno de los empleados de la cafetería La Mexicana estaba visitando Cuellar como un turista más. Allí descubrió Delicias Cuellar y su pasta típica. Le gustó tanto de su sabor y lo bien que combinaba con el café, que decidió recomendárselo a sus jefes. Al poco tiempo La Mexicana y Delicias Cuéllar firmaron un acuerdo para la distribución de este dulce en todos sus establecimientos que esta cafetería tiene repartidos por España. Vende esta pasta con el nombre “Dulce típico de la villa de Cuéllar” ¿Qué mejor promoción puede hacer un dulce?

El viaje televisado más aburrido del mundo

En 2009 nació en Noruega un nuevo concepto televisivo llamado slow tv o televisión lenta. El segundo canal de la televisión pública noruega (el equivalente a La 2) emitió el viaje de un tren desde Oslo hasta Bergen a tiempo real durante las más de 7 horas que duró el recorrido. Todo esto sin necesidad de contar ninguna historia ni editar el metraje. El programa únicamente mostraba los paisajes y la gente al pasar el tren. Todo ello con una tranquila música de fondo.

El programa tenía muchas papeletas para convertirse en un fracaso. Pero el resultado fue todo lo contrario. Casi el 20% de la población de Noruega vio parte del programa. El éxito se explica por el vínculo con los espectadores. Muchos de ellos tenían la sensación de estar realmente viajando en tren. Esto se podía ver por ejemplo en Twitter donde los twitteros conversaban como si estuviesen compartiendo el mismo viaje. Se convirtió en todo un evento a nivel nacional.

Muchas zonas de España podrían aprovechar este concepto de televisión lenta para promocionar rutas históricas. Por ejemplo, encajaría muy bien para promocionar el turismo en el Canal de Castilla. Tiene los ingredientes necesarios para este formato: un entorno natural interesante y un recorrido con historia. Además, una de las ventajas de esta estrategia es su bajo costo, sólo son necesarias algunas cámaras; no necesita guionistas ni efectos especiales. Simplemente muestra el viaje.

Como hemos visto hay muchas alternativas para dar a conocer nuestros pueblos. Lo mejor de todo es que con una buena idea no es necesario tener un gran presupuesto para tener éxito. Y tú, ¿conoces otras formar originales de promocionar tu pueblo?

Sigue leyendo:

 

REMARCA TUS DIFERENCIAS PARA TENER ÉXITO: BOSTON DUCK TOURS
EL MARKETING DEL FUTURO: CHIPS NFC
AEROLÍNEAS QUE DESPEGAN CON SUS VIDEOS CORPORATIVOS

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *