Campamentos de innovación: ¿Cómo crear ideas rompedoras?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los campamentos de innovación son una potente herramienta para generar ideas y fomentar las conexiones entre el mundo universitario y empresarial. Es una técnica con la que se fomenta el trabajo en equipo, la creatividad y la innovación. El ambiente de juego y competición en las que se desarrollan estos campamentos fomentan el pensamiento disruptivo imprescindible para generar grandes ideas.

Los estudiantes se benefician al poner en práctica su creatividad y conocimiento, el trabajo multidisciplinar y la influencia recibida de los expertos. Las empresas y universidades participantes también se benefician de las capacidades, imaginación y energía de los estudiantes de las diferentes especialidades. Además, las empresas encuentran muchas veces inspiración para desarrollar nuevos productos.

campamento innovación

¿En qué consisten los campamentos de innovación?

Se trata de eventos para un limitado número de participantes (entre 20 y 50) de varias disciplinas. Para abrir la mente, es condición necesaria que el campamento de innovación se desarrolle fuera del centro de trabajo o la universidad.

Normalmente se trabaja en la concepción y desarrollo de una idea en grupos por un plazo máximo de 48 horas (aunque puede haber campamentos que duren varias semanas).

Existe colaboración de expertos independientes que participan de varias formas: planteando problemas, trabajando con los grupos de estudiantes, evaluando las propuestas, etc.

La función de los organizadores es facilitar distintas actividades y es necesario planearlas al detalle. También son responsables de crear un ambiente positivo y de colaboración.

Todas estas condiciones hacen que los campamentos sean una experiencia intensa, especialmente por la limitación de tiempo. Por eso, normalmente existe un premio para el equipo con la mejor propuesta.

6 claves de los campamentos de innovación

  1. Diversidad: En muchas ocasiones los campamentos de innovación son la primera oportunidad que tienen los estudiantes de trabajar en ambientes multidisciplinares. Esto les prepara para su vida profesional y ayuda a generar ideas más interesantes.
  2. Pensamiento divergente: Se intenta buscar soluciones disruptivas a los problemas planteados. Por eso se valora positivamente que cada participante plantee de forma adecuada su punto de vista. Es especialmente relevante durante las primeras fases de generación de conceptos o brainstorming.
  3. Colaboración: Los participantes de los campamentos trabajan la mayor parte del tiempo en grupos. Por lo tanto, resulta imprescindible la colaboración y la coordinación entre ellos. Es importante que remen en la misma dirección, sobre todo en las diferentes entregas que deben hacer del proyecto. Esto no significa que no se pueda o deba discutir ideas, todo lo contrario, pero tienen que aprender a hacerlo de forma constructiva.
  4. Centrados en el problema: Se trata de aprender durante el proceso de resolución de problemas. Este enfoque es el opuesto al que tradicionalmente vemos en las universidades donde primero se ofrecen las herramientas (el conocimiento teórico) y después se deja al estudiante que lo aplique durante su vida laboral. En este caso, el problema es el que motiva a los estudiantes a desarrollar su conocimiento y habilidades.
  5. Pensamiento futuro: Todo emprendedor tiene que ser capaz de visionar el futuro para descubrir cómo va a encajar su empresa. Se trata de que los estudiantes comiencen a familiarizarse a trabajar con incertidumbre, pensando en futuros escenarios y evaluando sus ideas para crear su propuesta final.
  6. Facilitación: El proceso de facilitación en estos campamentos de innovación tiene dos objetivos: ayudar a eliminar los bloqueos que grupos y participantes pueden tener y ayudar a que las ideas fluyan con agilidad. Además, así se promueve y fomenta el aprendizaje de los participantes. A diferencia de en la universidad, los estudiantes son elementos activos en su aprendizaje, pero necesitan la guía del facilitador.

Caso: Campamento para reducir el consumo de energía

Irene fue seleccionada para participar en un campamento de innovación para buscar soluciones para reducir el consumo de energía en los hogares. El campamento comenzó el viernes a las 18:00h duró 48 horas. Participaron 30 estudiantes de 3 universidades diferentes.

Los estudiantes fueron divididos en 5 grupos multidisciplinares, asegurándose de que no hubiese más de una persona de la misma facultad. Por ejemplo, en el grupo de Irene había estudiantes de psicología, física, derecho, biología, ingeniería industrial y administración de empresas.

El objetivo era diseñar un producto o servicio con el que generar un nuevo negocio. Por eso las propuestas tenían que cumplir estas 3 condiciones:

  • Puede venderse
  • Puede fabricarse
  • Novedoso

Al final del campamento de innovación cada grupo debía presentar su idea ante un jurado de expertos independientes para valorar el concepto, los beneficios y la presentación final.

El proceso de innovación

Tanto Irene como el resto de participantes siguieron el mismo proceso durante el campamento de innovación. Estas fueron las principales etapas:

  1. Presentación: Para que se conozcan los miembros de equipo, distribuyan responsabilidades, recibir información de los expertos y comenzar a definir el problema.
  2. Generación de ideas: Análisis e investigación del mercado, observación de los usuarios, obtención de datos, brainstorming
  3. Prototipado: Selección de ideas y definición del producto. Creación de prototipos para testear el producto y mejorar el diseño final.
  4. Desarrollo: Creación de un plan de negocio, análisis de patentes, definir el plan de marketing…
  5. Evaluación: Preparación de la presentación final para el jurado.

Durante las primeras 24 horas los facilitadores prepararon una serie de actividades para ayudar a los equipos participantes. Desde actividades para romper el hielo y que los participantes estuviesen más desinhibidos hasta conferencias para inspirar a los estudiantes a buscar ideas lo más rompedoras posibles. Las últimas 24 horas eran más desestructuradas para que los participantes se pudieran enfocar completamente en la solución final.

El resultado

El equipo de Irene fue el ganador del campamento de innovación. Su propuesta era una especie de tienda de campaña aislante para poner encima de la cama. De este modo se podía crear un microclima dentro del dormitorio. Así se podía ahorrar energía al no tener que calentar toda la habitación durante el invierno.

Después de esta experiencia muchos de los participantes estaban agotados pero muy satisfechos e incluso sorprendidos de todo el trabajo que habían desarrollado en tan solo 48 horas. Como uno de los participantes dijo, fue una gran experiencia para aprender a “estructurar el caos”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *