3 técnicas de marketing electoral para tu empresa

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El marketing electoral ha evolucionado mucho en los últimos años. Ganar unas elecciones requiere el esfuerzo de muchas personas y por eso sólo se utilizan técnicas de probado resultado. Algunas de estas técnicas se pueden aplicar al mundo de las pymes como los envíos postales, los eventos o la puerta fría.

Envíos postales: lanza tu mensaje

Los folletos, cartas y demás envíos postales son herramientas clásicas del marketing electoral. Son unas herramientas especialmente apropiadas para tratar de convencer a los votantes de un área geográfica muy definida. Es más efectiva si el público objetivo es de cierta edad. Además es muy útil para asegurarte de que los mensajes llegan tal y como tú quieres.

Esta técnica es muy utilizada por el partido Republicano de EEUU porque sus votantes suelen ser de más edad que los del partido Demócrata. Esta misma técnica la puedes usar para las campañas promocionales de tu empresa.

La clave del éxito de los envíos postales es la base de datos. Lo primero que tienes que hacer es identificar cuáles son tus clientes potenciales. Para ello puedes hacer una pequeña investigación de mercados:

  • Identifica a tus mejores clientes (si no tienes una base de datos de clientes, este es el momento de empezar)
  • Crea un perfil demográfico de ellos (edad, genero, lugar de residencia,…)
  • Busca perfiles similares en otras áreas de influencia (por ejemplo a partir de la información del INE)

Eventos, al alcance de todos los bolsillos

Los políticos son capaces de llenar plazas de toros en los mítines de campaña. Pero un evento es algo más que dar un discurso a las masas. Se trata más bien de buscar tiempo en el que compartir una experiencia.

Piensa en una escala más pequeña, y considera hacer una reunión en tu casa o invitar a un café a varios de tus clientes potenciales. Esta técnica se lleva aplicando años en el mundo empresarial. Quizás una de las empresas más conocidas por este tipo de eventos es Tupperware y las reuniones donde presentan sus productos.

La idea es que si alguien te invita a su casa o un bar y te ofrece comida y bebida, es más probable que acabes comprándole el producto que te ofrece.

Otra versión de esta técnica de marketing electoral es invitar a influenciadores. Estos influenciadores son personas con muchas conexiones en la zona que te interesa. Lo recomendable es que busques a este tipo de personas tan pronto te establezcas en una nueva localización. Pueden ser clave para ganarte una reputación positiva. Además si les incluyes dentro de tus listas de envíos, les mantendrás informados de todas las novedades de tu empresa.

Puerta fría: contacto directo

Son recurrentes las escenas de políticos saludando a diestro y siniestro en los mercados o incluso llamando a los timbres de las puertas. Este tipo de acercamientos suelen ser muy valorados por los votantes. Nada como tener contacto directo con los votantes para conseguir su voto. Hablando con ellos uno a uno es la mejor forma de demostrar que tienes interés personal en cada uno de ellos.

Puedes aplicar la puerta fría en tu empresa. Lo importante que debes saber es que aunque parece una técnica gratuita, requiere bastante tiempo. Por lo que es apropiada cuando tienes más tiempo que dinero para invertir.

Puedes combinar esta técnica con los envíos postales. En el caso en el que el potencial cliente esté en casa, trata de entablar una conversación que te lleve a la venta. En el caso en el que no te habrá ni la puerta, déjales tu información en el buzón.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *